El curador silencioso una Investigación Actual sobre el Aloe Vera






descargar 1.08 Mb.
títuloEl curador silencioso una Investigación Actual sobre el Aloe Vera
página8/28
fecha de publicación01.09.2016
tamaño1.08 Mb.
tipoInvestigación
f.se-todo.com > Derecho > Investigación
1   ...   4   5   6   7   8   9   10   11   ...   28

5) El uso Errático o Inadecuado del Producto:
Caso. 1: Una joven que acompaña a su novio sentada en la parte de atrás de una motocicleta, se quema con el exhosto. La quemadura es profunda y dolorosa. Buscando alivio, ella llama a una amiga, y ésta le comenta que la Aloe 99 Lotion (una solución de 85% Aloe Vera Estabilizado) había sido maravilloso para aliviar su quemaduras por el sol, dos semanas antes. Asustada y con intenso dolor, la joven le pide prestada la loción y la aplica directamente a la herida de segundo grado, sin limpiarla previamente, que además está llena de residuos contaminados. Después de un par de días, la herida empeora. Convencida de que la loción de Aloe Vera le complicó más su condición en lugar de mejorarla, ella busca a un médico, que les prescribe un medicamento común para las quemaduras. Después de un prolongado período de tiempo, la herida finalmente se cura.
Case 2. Un trabajador se lastima la espalda al levantar una carga en su depósito. Casi no se puede mover en la noche y tiene mucho dolor. Como el hombre tiene una planta de Aloe Vera en su patio y ha oído que es muy buena para curar los dolores causados por el sobreesfuerzo de los músculos, le pide a su esposa que le prepare una solución de gel fresco de Aloe Vera y le coloca una compresa sobre la espalda. El siente un alivio casi inmediato. Pasa una buena noche y se siente mucho mejor al día siguiente. Pero al segundo día, el dolor vuelve con más fuerza. El llama a un especialista en ortopedia, quien después de examinarlo lo coloca en tracción.
Caso 3: Una mujer mayor está teniendo problemas digestivos. Se entera de que Aloe Vera es muy efectivo tanto como calmante como laxante y que le puede ser muy útil. Utilizando algunas hojas de una planta que ella tenía, ella las coloca en una licuadora y las convierte en una especie de puré, juntos el gel y la corteza. En unas pocas horas, el purgante hace efecto, pero es violento y doloroso. La mujer sufre intensos dolores por la acción violenta del remedio y tiene efectos secundarios por un par de días.
Tres casos típicos. Tres de los más comunes usos inapropiados de un buen producto.
En el caso 1, la joven utilizó la Aloe 99 Lotion, sin limpiar previamente sus heridas. Limpiar meticulosamente una herida es la norma básica de un buen procedimiento de primeros auxilios. Pero la joven en su afán por obtener alivio, no investigó los procedimientos apropiados para el tratamiento. Por sí sola, la herida se hubiera infectado en un tiempo, pero como el Aloe Vera penetra en la piel, arrastra hacia adentro el sucio y las bacterias. Esto contamina la herida y exacerba la infección. Subsecuentemente, el efecto negativo en la joven no se debió a un producto malo sino a la falta de higiene.
En nuestras instrucciones para la aplicación de Aloe Vera de America´s Product en cualquier lesión, herida o quemadura, siempre hacemos énfasis en que el área debe ser limpiada previamente al uso del producto, para prevenir una posible infección.
El Caso 2 fue simplemente un problema de incorrecta aplicación del gel fresco, es lo que nosotros llamamos aplicación “errática” o inconstante del producto. En traumas severos, quemaduras o problemas internos, aplicarlo una sola vez, no es suficiente. Si usted tiene un problema severo que Aloe Vera ha mejorado, úselo con regularidad mientras persista el problema y hasta que obtenga la curación por completo.
Como usted pronto verá, los reportes de laboratorios independientes certifican que el gel fresco de Aloe Vera o en muchos de los productos Estabilizados* de Aloe Vera of America, muestra niveles cuantificables de toxicidad. En otras palabras, no tiene ningún efecto secundario en los tejidos y puede utilizarse tantas veces como sea posible y tan a menudo como usted lo desee. En muchas escuelas profesionales existe la creencia de que entre más frecuentemente se use Aloe Vera en la lesión, más rápidos serán los resultados. La nuestra es una de esas escuelas.
Usted habrá notado que en nuestras recomendaciones para el uso de Aloe Vera, nosotros enfatizamos que se utilice el gel fresco o el gel Estabilizado*. Nunca insistimos en el uso de la corteza, pues tiene muy poco valor medicinal. Como habrá notado en el Caso 3, es de difícil digestión y sustancias así causan purgas drásticas.
Con seguridad, hay casos en los que la corteza es muy valiosa, y los discutiremos en nuestra revisión de los usos correctos de Aloe Vera. Pero por el momento, recuerde no utilizarla en sus ensaladas, no licuar las hojas completas o utilizarlas en su próxima cazuela. Después de todo la planta no es lo mismo que una papa asada.
Una vez más debemos enfatizar el hecho de que todos estos usos incorrectos se hubieran podido evitar si las personas involucradas hubieran solicitado la ayuda de un médico, un osteópata, un odontólogo, un farmaceuta registrado, un botánico o por lo menos alguien que supiera sobre el uso correcto de los productos. Pero, en cualquier caso, el tratamiento debe seguirse solo después de una apropiada evaluación profesional.
Si usted va a jugar al médico en su casa para intentar curarse a sí mismo, sólo debe intentarlo en casos de problemas menores. En casos que podrían tener serias implicaciones, usted debe buscar ayuda profesional. Aún en casos de casos de primeros auxilios, usted debe consultar a alguien más, especialmente si usted no está acostumbrado al manejo de los productos. Sin los consejos adecuados a veces tendemos a olvidar las cualidades sutiles de Aloe Vera y el hecho de que es realmente, muy efectiva.
6) Las sutileza de Aloe Vera y la forma misteriosa en la que trabaja
Este punto es uno de los más importantes desafíos a los que nos enfrenta la planta. Una de las razones más insidiosas por las cuales se la acusa de débil, es precisamente, por que trabaja demasiado bien.
Son innumerables las veces que ha curado a personas que no valoran su milagroso poder curativo. Especialmente, en casos de ungüentos para uso en lesiones menores y en casos más serios donde se utilizaron adjuntos con Aloe Vera, pareciera que las virtudes de Aloe Vera pasaran desapercibidas aún para el mismo paciente ya curado.
Una de las razones por las que sucede esto es la falta de toxicidad del gel. No tiene un nivel tóxico que pueda ser medido, en consecuencia, no tiene efectos secundarios, ni síndrome de abstinencia, ni le envía ninguna señal o mensajes especiales al cuerpo sobre el hecho de que está siendo curado. Sería mejor, tal vez, pintar el gel de azul brillante o un color que manche para que quienes lo usan recuerden que el producto está obrando en ellos. Pero eso sería ir en contra de su esencia. Después de todo, la planta es conocida, como la “Sanadora Silenciosa” y la “Planta Olvidada” precisamente porque trabaja en nuestro organismo con una gentil sutileza.
Una clara ilustración de esa sutileza la encontramos en el caso de la madre del Dr. Eugene Zimmermann, quien había estado sufriendo de una severa artritis reumatoide en sus rodillas y piernas. Su hijo le prescribió Aloe 99 Creme para ser aplicada a nivel tópico y en un par de horas la señora estaba desplazándose por la habitación. Cuando su hijo le preguntó si le había servido el Aloe 99 Creme, ella respondió de manera ausente. Se detuvo y pensó. Y después ella dijo, “Hijo, el dolor se fue”.

Que rápido podemos olvidar!
Como puede Aloe Vera (casi) siempre funcionar
Nosotros sabemos ahora que la planta sanadora trabaja mejor en dos formas esenciales: como el gel fresco extraído de la hoja y como el gel Estabilizado* y presentado en forma de gel, loción o crema.
Si usted planta su propio Aloe Vera, es mejor darle sol por lo menos dos horas al día, sembrarlo en tierra porosa o arenosa y en un lugar donde reciba buen viento. El viento es muy importante pues en realidad actúa como un elemento que fortalece y mantiene las gruesas hojas de la planta suculenta carnosas y en forma. También sugerimos abundante riego, pero no frecuente. Y al igual que muchas plantas, el riego durante el invierno debe ser muy reducido. En realidad, casi la única forma de dañar la fuerte planta de Aloe Vera, es el riego demasiado frecuente o el exceso de frío. Como regla general, sea escaso con el agua y generoso con el viento.**
Si usted tiene un patio, es mejor sembrar la planta en el jardín. Si no tiene patio, siémbrela en una matera grande. Debe ser grande, pues sólo en una matera que tenga de dieciocho a veinticuatro pulgadas de diámetro, puede crecer la planta hasta llegar a su madurez y a su máxima expresión. Algunos sugieren que la planta puede sobrevivir perfectamente en un pequeño matero ubicado cerca de la ventana de la cocina. Esto es cierto si usted la va a utilizar sólo unas pocas veces en el año, pues esa área tan pequeña limitará su efectividad y la frecuencia en el uso.
Una ventaja de cultivar Aloe Vera es que, cuando el clima es el adecuado, es una planta muy prolífica. Aproximadamente dos veces al año, en primavera y en otoño, produce “hijos” que pueden ser transplantados, si usted tiene el área que se requiere para tener un cultivo amplio.
Siempre coseche las hojas de afuera para adentro. Las hojas gruesas y grandes ubicadas hacia el exterior de la planta son las más maduras, y son estas hojas las que tienen mayor cantidad de gel, con mayor potencia. Abra las hojas en filetes, como si se tratara de un pescado. Utilice un cuchillo muy afilado para retirar la pulpa y su jugo en un envase. Usted puede separar el jugo de la pulpa de la planta o puede mezclarlo con la pulpa usando una licuadora. A partir de este punto, la forma de uso la decide usted, pero si quiere obtener los mejores resultados, utilice el producto lo más pronto posible. Si va a mantener el gel por un tiempo, debe refrigerarlo. Si lo va a tomar, puede agregarle un poco de agua, utilizar la pulpa en ensaladas, añadirle un poco a la sopa o tomarlo directamente. Sin embargo, no espere encontrar recetas para Aloe Vera en el libro de culinaria de James Beard, en el capítulo de sabores apetitosos. Es más bien una sustancia amarga, pero su sabor puede ser mejorado si se mezcla con hierbas, miel, melados, frutas o jugos vegetales.
No importa lo que algunos expertos en su uso casero le digan. No hierva el Aloe Vera, no lo cocine y no lo mezcle con compuesto medicinales extraños que han permanecido un largo tiempo en su despensa. No intente cocinarlo con la sopa, pero si usted insiste, cocínelo a fuego muy bajo y consúmalo inmediatamente. En todos estos casos, usted corre el riesgo de perder gran cantidad de su potencia nutritiva y los resultados serán igualmente reducidos. Y como hemos mencionado antes, no lo corte, ni lo parta ni lo licue con la corteza para consumo interno. En primer lugar, tendrá un sabor muy desagradable y además le puede causar un gran malestar estomacal. El gel solo, sin la corteza, es ya un laxante extremadamente efectivo, quizás el mejor de todos los que podamos conocer.

En aplicaciones tópicas, quizás el mejor de todos los usos de Aloe Vera es tomar la hoja dividida en dos y colocarla directamente sobre la herida. Aunque nadie ha podido descifrar la razón, todas las compresas naturales de la planta que se aplican a las heridas, quemadas y esguinces de varios tipos, tienen mejores resultados si el gel permanece en contacto con la hoja matriz. Una vez que la hoja está dividida, debe ser aplicada a la quemadura, herida o picadura, sosteniéndola atada en contacto directo con la lesión, por el mayor tiempo posible y por lo menos durante dos horas. Este método libera una curación dos veces más efectiva que si se aplica el gel aislado de la corteza o un vendaje empapado en el jugo del gel.
En Méjico, en donde la sabiduría popular sobre la utilización de la planta es extensa, me mostraron el uso de la hoja dividida en muchos casos. Uno de los más dramáticos fue un incidente que presencié personalmente. El dueño de un rancho ganadero me llevó a ver una de sus vacas, que había sido mordida por una serpiente cascabel. La extremidad de la vaca se había inflamado hasta tener tres veces el tamaño normal y el veneno comenzaba a hacer efecto. Con una deliberada calma, el ranchero tomó dos grandes hojas de Aloe Vera de su cultivo y las ató en forma de compresa alrededor de la parte inferior de la pierna de la vaca. Muy poco después, el animal podía caminar apoyando esa pierna de nuevo. A las veinticuatro horas, la inflamación había desaparecido por completo.
Son muchas las teorías sobre la relación que hay entre el gel y la corteza en el proceso de curación. Una de ellas es la que afirma que la corteza en contacto con el gel actúa como una especie de incubadora para la regeneración de los tejidos, pues minimiza la exposición al aire y por consiguiente, el proceso de oxidación. Otra teoría es que la corteza le pasa mensajes fotoquímicos al gel, como si fuera el director de su potencia. Las dos ideas son viables, aunque ninguna de ellas ha sido comprobada, y jamás lo serán. Algunos investigadores como Rowe y otros, encontraron que las propiedades químicas de la corteza son considerables. Pero el misterio de la relación entre la corteza y el gel sigue siendo un misterio.
Un aspecto que ya no es un misterio es que Aloe Vera como elemento curativo es más efectivo en áreas donde la planta se encuentre libre de traumas con relación al clima, tales como la humedad y climas de frío extremo. En este continente, eso limita su crecimiento óptimo a zonas como el sur, de Texas, Nuevo Méjico, Arizona y California, partes del sur de Louisiana, del sur de Mississippi y la mayor parte de Florida. Crece en abundancia en Méjico y en América Central, pero no sobreviviría en tres cuartas partes de Norteamérica, que es donde vive más de cuatro quintos de la población.
La importancia de estas estadísticas es que, simplemente, cuatro de cada cinco personas que de otra manera se beneficiarían con el uso de Aloe vera fresco, no pueden hacerlo. Incluso en áreas donde se puede conseguir Aloe Vera, no hay las personas que posean el conocimiento y la experiencia para usarla eficazmente.
Así que, de alguna manera, nos enfrentamos a un dilema categórico. Por un lado, tenemos en nuestro medio, tal vez el poder curativo más natural, de mayor espectro y que además no tiene evidencia de causar efectos secundarios. Por el otro lado, los medios de los que disponemos para hacerlo llegar a las personas que lo necesitan son muy limitados.
Esa situación apunta hacia una alternativa obvia: la fabricación de productos de Aloe Vera debidamente Estabilizados*, que puedan igualar las amplias capacidades curativas de la planta fresca, que mantengan su estabilidad por un tiempo prolongado y que puedan ser aplicados tópicamente, tomados internamente, mezclados en compuestos cosméticos y usados en las formas tan variadas que se le conocen a la planta original. El reto de fabricar estos productos ha generado una de las más activas búsquedas de las dos últimas décadas y ha llevado al desarrollo de por lo menos, una fórmula que sirve, la de Aloe Vera of America, Incorporated.
Para entender exactamente como llegamos a esta fórmula, usted debe conocer, ante todo, la intrincada composición de la planta Aloe Vera, su contenido nutritivo y su actividad enzimática. Después de esto, le daremos un detallado perfil de como esa intrincada composición química puede ser capturada, estabilizada y puesta a trabajar efectivamente. Hasta ahora solo unas pocas personas en el mundo tenían el privilegio de conocer esa información o poseían la capacidad de entenderla. En el próximo capítulo, usted tendrá la oportunidad de unirse a ese selecto grupo de personas. Y aunque la idea de adentrarse en este estudio le pueda parecer un poco tediosa, pensamos que al final, usted verá que es uno de los más interesantes estudios que hubiera podido imaginar jamás. Y como todo lo que sucede en la vida de acuerdo a un plan Divino, es sólo una cuestión de química.

UNA CUESTIÓN DE QUÍMICA
Comenzamos este capítulo con una profecía de probabilidades: si vamos a prosperar como civilización, para el año 2000 habremos descompuesto, analizado y puesto en uso, literalmente, miles de plantas. Conoceremos su composición hasta la última enzima y a partir de ese conocimiento estaremos capacitados para utilizarlas de múltiples formas, desde curar el cáncer hasta usarlas como combustibles para motores.
De alguna manera, ya estamos viviendo esta visión anticipada del futuro, pues el desarrollo de estos sucesos ya está en movimiento. Por ejemplo, una especie de plantas que crece silvestre en los Andes, llamada tarwi puede convertirse muy pronto en nuestra más importante fuente de proteína. Los resultados de las evaluaciones químicas ya han determinado que contiene más proteína que el maní o la soya y sólo un poco menos que la carne de res o el pescado. 68
Un arbusto que tiene forma de cactus podría llegar a ser una muy posible fuente de combustible. Su nombre es Euphorbia lathyris y crece en abundancia en el suroeste de los Estados Unidos y en el norte de Méjico. Los investigadores han mostrado un creciente interés en su cultivo como posible sustituto de la gasolina. Los altos precios del caucho han hecho que se le vuelva a prestar atención a la planta goldenrod, que era considerada hasta ahora, como apestosa y alérgena. En la actualidad se la considera como una buena opción para reemplazar al caucho. Irónicamente, Thomas Edison propuso hace más de sesenta años esa posibilidad, pero en ese tiempo no se la tuvo en cuenta por no ser muy práctica. Ahora ya no resulta tan poco práctica. Lo mismo ocurre con una especie de caña llamada kenaf, que puede llegar a producir mayor cantidad de pulpa para papel por hectárea que los árboles que se utilizan con ese fin. El periwinkle, de Madagascar, cuando se lo descompone químicamente, produce un alcaloide llamado vincristine, que combate de manera asombrosa varias formas de carcinógenos y ha vencido los efectos mortales de la leucemia, especialmente entre los niños. También se han encontrado sustitutos para el azúcar en frutas tropicales que tienen alto contenido proteínico, pocas calorías y no causan caries. 69
Este es sólo el comienzo de los muchos “milagros” científicos que nos esperan y sin embargo, no se puede decir que estos hallazgos se hayan iniciado y terminado este año o el pasado. Develar los secretos químicos de estas plantas ha sido la culminación de muchos años de investigación y pasarán muchos más antes de que estos descubrimientos sean implementados al nivel necesario.
A su manera, la saga de Aloe Vera es un buen precursor de esto. Se ha invertido una gran cantidad de tiempo e investigación para descubrir sus secretos, para analizar su composición química tan compleja y desconcertante y para aislar los efectos de sus componentes. Hasta ahora, la mayoría de los intentos, aunque de buena fe, han fallado. Esta es la historia de un esfuerzo que tuvo éxito.
United States Patent No. 3,892,853.

July / 1975

ABSTRACT

Un proceso para estabilizar el gel transparente de Aloe Vera para lograr una preparación durable, que conserve las cualidades del gel fresco. La preparación es útil para quitar el dolor y promover la curación de heridas tópicas y otras lesiones... 79)
1   ...   4   5   6   7   8   9   10   11   ...   28

similar:

El curador silencioso una Investigación Actual sobre el Aloe Vera iconGlobalización y sustentabilidad. Una indagación sobre las oportunidades...

El curador silencioso una Investigación Actual sobre el Aloe Vera iconResumen la investigación titulada “Estrategia para la consolidación...

El curador silencioso una Investigación Actual sobre el Aloe Vera iconSe puede pensar que el lanzamiento de jabalina en su forma actual...

El curador silencioso una Investigación Actual sobre el Aloe Vera iconInvestigación sobre los componentes 32

El curador silencioso una Investigación Actual sobre el Aloe Vera iconInvestigación sobre los componentes 91

El curador silencioso una Investigación Actual sobre el Aloe Vera iconPresión Arterial Alta, El Asesino Silencioso

El curador silencioso una Investigación Actual sobre el Aloe Vera iconPrograma de Investigación sobre Construcción de Paz

El curador silencioso una Investigación Actual sobre el Aloe Vera iconRecapitulación sobre las líneas de investigación en biotecnologíA

El curador silencioso una Investigación Actual sobre el Aloe Vera iconRosa Vera García Carmen Moyano Rojas deconstruccion de la psicopatologia

El curador silencioso una Investigación Actual sobre el Aloe Vera iconResumen La presente investigación es una conjunción de perspectivas...






Todos los derechos reservados. Copyright © 2015
contactos
f.se-todo.com