Bibliografía y toros medios pág. 21






descargar 124.82 Kb.
títuloBibliografía y toros medios pág. 21
página2/3
fecha de publicación01.09.2016
tamaño124.82 Kb.
tipoBibliografía
f.se-todo.com > Literatura > Bibliografía
1   2   3

7. ADAPACIONES PARA LA EDUCACIÓN FÍSICA NORMALIZADA:

Es fundamental el orden y la colocación fija de los materiales que configuran el gimnasio. Siempre estarán en el mismo lugar. Si fuera necesario modificar algún elemento se lo comunicaremos antes de la sesión.

Se deben colocar marcas táctiles (cuerdas, cintas de embalar, lijas adhesivas, cintas adhesivas rugosas,…) en el suelo para señalar distintos espacios. Por ejemplo: marcar una zona de materiales, zona de juegos, zona peligrosa,...

La información visual que se de en la sesión se debe cambiar, en la medida de lo posible, por información verbal (ej. colocamos los brazos en la cintura y doblamos el tronco hacia los lados) y kinestésica (realizaremos contactos sobre su cuerpo).

Trataremos que el lenguaje sea ser claro y conciso, adecuado a la edad y nivel de desarrollo del niño.

Si la actividad que se programe debemos utilizar materiales diversos, es necesario presentárselos individualmente al alumno con baja visión, indicándole qué material se trata y su ubicación.

Para conseguir que el alumno con baja visión comprenda las indicaciones que el ejercicio requiera, es importante que la sesión transcurra en un ambiente tranquilo reduciendo, en la medida de lo posible, los ruidos y alborotos.

Le anticiparemos la información más importante sobre el desarrollo y contenido de la sesión para que el alumno se pueda anticipar y se muestre más seguro.

El alumno con baja visión hará de modelo para la ejemplificar los ejercicios, así interiorizará mejor las posturas y los movimientos propuestos.

El profesor utilizará su voz como referencia hacia dónde debe dirigirse el alumno. El profesor se colocará donde tiene que ir el alumno y desde allí le llamará.

Se recomienda planificar actividades que se realicen en parejas, de esta manera se consigue que la ayuda que se le de al alumno con baja visión sea más normalizada y cercana.

A la hora de adaptar materiales que se emplean en E. Física, los criterios a manejar serán:

  • Emplear la adaptación más sencilla, funcional y menos complicada.

  • Que la adaptación aplicada no inutilice el material a emplear.

  • Adaptar aquel material que sea estrictamente necesario.

Algunos ejemplos de adaptaciones:

  • Marcar los campos o zonas con cintas que destaquen en relación al color del suelo.

  • Balones más grandes y de colores que contrasten con las pistas.

  • Utilizar petos de colores llamativos en los juegos y actividades.

  • Para modificar las tareas debemos:

  • Conocer las capacidades y limitaciones de los alumnos, evaluando sus potencialidades, experiencia y niveles de habilidad previos.

  • Comenzar el aprendizaje por aquellas tareas que le resulten más motivadoras.

  • Utilizar señales acústicas que le ayuden a la orientación y a la localización de los objetos.

  • Previsión de buena iluminación en el caso de deficientes visuales graves.

  • Contar con la colaboración del resto de los alumnos.

  • Analizar las tareas antes de modificarlas.


8. EVALUACIÓN DE LA DISCAPACIDAD:

La evaluación tiene por objetivo el progreso del alumno intentando recoger información acerca de las dificultades, los progresos y las posibilidades del mismo.

No nos resulta aceptable el hecho de comparar al niño más que consigo mismo; de ahí la necesidad de una valoración de sus niveles psicobiológico, pedagógico y social, así como una valoración inicial de sus conductas motrices, para ir valorando progresivamente su propio ritmo evolutivo. Debemos evaluar también otros aspectos relacionados con el contexto ambiental y socio-afectivo en que se desenvuelve el individuo ya que pueden repercutir negativamente en su personalidad o en su relación e interacción con los demás. Se hará una evaluación integral de la persona, en la que se tenga en cuenta tanto el nivel de partida como sus posibilidades de aprendizaje.

Por tanto, llevaremos a cabo una evaluación inicial, entendiendo por ella una evaluación de su competencia curricular, de aquello que el alumno es capaz de hacer, de situarlo en su nivel de partida, así como una valoración de aquellos aspectos que configuran su estilo de aprendizaje, tales como agrupamientos favorables, motivaciones y refuerzos, capacidad de concentración, actividades que le atraen, etc..Una evaluación inicial en la que tengamos en cuenta las particularidades de cada individuo, ya que alumnos con una misma deficiencia, presentan necesidades educativas muy diferentes. Debemos analizar por tanto;

  • Actitud ante la deficiencia.

  • Grado de afectación.

  • Estimulación recibida.

  • Condiciones del entorno (familia, escuela...)

En muchos casos se produce una sobreprotección familiar hacia el niño, lo que empobrece la experiencia motriz del niño.

  • Experiencias anteriores.

  • Momento de aparición de la deficiencia, etc.

  • Cómo afecta su discapacidad en sus conductas motrices.

  • El desarrollo socio-afectivo del discapacitado visual; éste presenta algunas peculiaridades producidas por la discapacidad:

    • Falta de confianza en sí mismo y miedo al ridículo.

    • Falta de iniciativa y decisión en las actividades.

    • Son escasas las experiencias en el juego estructurado y espontáneo, lo que motiva un retraso en el desarrollo social.

    • Temor al movimiento y dependencia de los demás.

    • Tendencia excesiva al verbalismo, ya que desconocen el lenguaje no verbal.

    • Sensación de aislamiento.

Esta valoración inicial nos va a posibilitar, por un lado, configurar los objetivos y contenidos a conseguir, programando las actividades y metodología de trabajo para lograrlos, y, por otro lado, poder planificar la oportuna evaluación, siempre con un carácter cualitativo y dinámico, que nos permita contrastar los logros conseguidos.

Los diferentes instrumentos de evaluación no se basan sólo en valorar el ámbito de la motricidad, entendido éste como pruebas físicas sino que también se utilizan instrumentos para valorar ámbitos psicológicos, pedagógicos y socio-afectivos del alumno ( motivaciones, intereses, estilo de aprendizaje, etc.)

Entre los diferentes instrumentos de valoración con los que podemos contar están; test, baterías, exámenes o balance psicomotor, entrevistas, perfil psicomotor, lista de observación y control de las conductas perceptivo motrices.

Sean cuales sean los instrumentos de valoración empleados, éstos deben reunir n serie de condiciones para que nos puedan resultar de utilidad; fiabilidad, objetividad, validez, sensibilidad, normalización, etc.

Debemos adecuar los instrumentos de evaluación a los niños con NEE, y para ello buscaremos como principio fundamental la adaptación de las tareas a las competencias de los sujetos, para poder valorar así sus posibilidades.
9. TEST MOTÓRICOS Y CEGUERA:

Hay un amplio abanico de pruebas existentes pero me limitaré a destacar aquellas que he considerado más útiles para aquellos alumnos que tienen discapacidad visual. Vuelvo a hacer hincapié en que no debemos limitarnos única y exclusivamente al mundo de la motricidad sino que también debemos realizar pruebas que abarquen también los terrenos cognitivos y afectivo-sociales, fundamentalmente por la conexión existente entre unos y otros.

Las pruebas las agruparemos en dos grandes grupos:


  1. TÉCNICAS SOMÁTICAS:

Es importante obtener datos sobre la propia constitución del organismo, en cuanto que se trata de indicadores directamente relacionados con las diversas patologías que, en el caso de sujetos con deficiencias varias se nos van a presentar. Interesa obtener mediciones tales como;

  • Biométricas; Valoración de mediciones para evaluar el crecimiento de tejidos; talla, peso, perímetro craneal, torácico, etc.

  • Índices cualitativos; Elementos que nos permiten inferir el grado de desarrollo biológico a nivel de maduración; índices óseo, dentario, sexuales…

  • Fisiológicas; Uso más bien referencial, no diagnóstico del desarrollo motor; presión arterial, frecuencia cardíaca y respiratoria.




  1. TÉCNICAS CONDUCTUALES:

Con ellas se pretende determinar el nivel de desarrollo madurativo del niño, generalmente por comparación con su grupo normativo que por su edad le corresponde.

Las técnicas conductuales pueden ser de carácter general cuando se intenta valorar el desarrollo general del sujeto o de carácter específico, cuando se intenta profundizar en factores más específicos.

Nombraré y explicaré algunas pruebas de carácter específico que creo que son las convenientes para realizar con los alumnos discapacitados visuales, éstas hacen referencia al nivel motórico por un lado y a pruebas de carácter perceptivo-motriz por otro.

  • Pruebas a nivel motriz:

Se tratan de Test de habilidad motriz, apropiados a niños normales y para los sospechosos de tener problemas motores. Los niños deficientes visuales tienen problemas sensoriales pero derivado de éstos, tienen grandes problemas motores de ahí que haya creído interesante referirme a esta categoría. Nombro las pruebas que creo que pueden ser realizadas por niños discapacitados visuales, estos test deben ser adaptados a las condiciones y posibilidades del alumno ya que su problema sensorial le limita a realizar algunas actividades.


    • Test de coordinación (KKTK)(Kephard y Schilling). Medición en la enseñanza primaria de; saltos laterales, desplazamientos sobre soportes, equilibrio dinámico hacia atrás, desplazamiento a saltos sobre un pie.

    • Test de Condición Física (edad escolar). Baterías de AARPHER y EUROFIT. Medición cuantitativa de la capacidad de rendimiento físico

    • Test de diagnóstico de la capacidad motriz de ARHEIM-SINCLAIR. Detección de sujetos con necesidades de atención motriz especial

    • Batería Básica de Aptitud física de FLEISHMAN (12-18años). Evalúa los diversos factores de aptitud física que implican los grandes grupos musculares.

    • Batería de pruebas de Destrezas motrices de Frostig (6-12 años). Contiene doce subpruebas que incluyen test de coordinación fina y global, de fuerza muscular, equilibrio, etc.




      • Pruebas de carácter perceptivo-motriz:

    • Escala Webb. Se compone de tres subescalas que evalúan comportamientos motores, sensoriales y adaptativos en sujetos deficientes.

    • Exámen Psicomotor de P.Vayer (2-12 años)Evalúa aspectos del desarrollo psicomotor tales como coordinación óculo manual, coordinación estática, dinámica, control segmentario, corporal , orientación espacial, estructuración espacio-temporal y lateralidad.

    • Batería de Ozeretsky(4-14 años) Explora aspectos como la coordinación de manos, coordinación estática, dinámica, rapides de movimientos, movimientos simultáneos, etc Test de tipo apto/inepto, requieren considerable equipo y tiempo para su aplicación.

    • Tests de control corporal. Según la selección de la parte corporal a estudiar hay las siguientes pruebas:

  • Test de orientación derecha-izquierda de Piaget- Head

  • Test de dominancia lateral de Harris

  • Test del pato y el conejo de Perret (dominancia ocular).


10. ACTIVIDADES:

DEPORTES PARA CIEGOS Y DEFICIENTES VISUALES:
Deportes reconocidos por I.B.S.A; adaptados y no adaptados.
ADAPTADOS NO ADAPTADOS

- Atletismo -Goalball

-Natación -Torball

-Esquí -Showdown

-Judo

-Ciclismo

-Ajedrez

-Bolos

-Lucha

-Tiro Olímpico

-Fútbol sala

-Halterofilia
Aparte de los deportes reconocidos por IBSA, los ciegos y deficientes visuales practican otros, estos son organizados en su mayoría por las Delegaciones Administrativas de la ONCE, cuyos animadores y coordinadores deportivos son los encargados de organizarlas con el fin de integrar plenamente a las personas ciegas en las actividades realizadas por videntes, facilitando las adaptaciones necesarias para cada persona.
CATEGORÍAS:

Dentro de los deportes para ciegos hay diferentes categorías dependiendo de la visión que el deportista posea, estas son:
-B1: desde aquellas personas que no perciben la luz, hasta aquellas personas que la perciben pero que no pueden reconocer la forma de la mano a cualquier distancia o en cualquier posición. (Las personas ciegas (B1))

-B2: desde aquellas personas que pueden reconocer la forma de la mano hasta aquellas que tengan un campo visual inferior a 5 grados. (Las que tienen un bajo resto visual (B2))

-B3: un campo visual de menos de 20 grados. (Aquellas que poseen un gran resto visual (B3))
DEPORTES PRACTICADOS. REGLAS BÁSICAS, CARACTERÍSTICAS Y ADAPTACIONES.

Los deportes para personas ciegas podemos dividirlos en adaptados, que son los deportes realizados por los videntes y los cuales, los ciegos practican con adaptaciones específicas para su deficiencia, y los no adaptados, deportes creados y desarrollados para este colectivo.
DEPORTES ADAPTADO:

Atletismo.

Los atletas ciegos y deficientes visuales compiten en las mismas pruebas que los atletas considerados válidos, en algunos casos sin modificaciones relevantes y en otros con los leves cambios que obviamente un ciego puede necesitar como es la ayuda de un guía o del entrenador para darle las instrucciones pertinentes a la hora de colocarse en las zonas de lanzamiento o salto.

Las competiciones de atletas ciegos son dentro del deporte Paralímpico unas de las más espectaculares y las que más se acercan en marcas a los atletas Olímpicos.

Dependen mucho de las condiciones de luz que se den en el estadio. Un día nublado puede ser más favorable para un atleta que para otro al que le beneficien los días soleados y viceversa.

Los atletas son sometidos a una clasificación médica por parte de doctores designados por la Federación Internacional de Deportes para Ciegos y dependiendo de su grado y agudeza visual se les incluye en una categorías u otra. Los atletas compiten dentro de su categoría en cada una de las pruebas de atletismo, a excepción de las pruebas de relevos en las que se combinan todas las categorías.

IBSA reconoce las necesidades especiales de los atletas que además de ciegos son sordos, y se esfuerza por animarles a participar en competiciones y por facilitarles dicha participación. En los casos en los que haya atletas sordociegos participando en una competición, podrán ser necesarias algunas modificaciones de las reglas actuales de IBSA.

Natación:

La natación para las personas deficientes visuales es un deporte que está siendo practicado desde hace muchos años. La natación ofrece muchos beneficios dado que puede ser disfrutado y practicado tanto por personas jóvenes como por personas mayores.

La natación de competición sigue las reglas de la FINA con algunas concesiones para la falta de visión. Los deficientes visuales participan en 3 clases- B1, B2 y B3 como esta definido por la Federación Internacional de Deportes para Ciegos (IBSA).

La categoría B1, nadadores totalmente ciegos, requieren mayores consideraciones que los nadadores de las categorías B2 y B3.

El golpe suave es la más importante. Este es un método para informar al nadador cuando está alcanzando el final de la piscina y debe ejecutar el giro o hacer el último toque.

Los compañeros videntes se colocan al final de cada extremo de la piscina y usando una varilla con un extremo firme y grueso, con una punta segura tocan o dan una leve señal al nadador. Las concesiones que se dan a los nadadores B1 es que puedan estar demasiado cerca de las líneas de las calles para así poder realizar mejor las brazadas en mariposa o los toques en braza o mariposa. Un entrenador dirige cuando tomar el relevo en las carreras por equipos.

Mientras que muchos de los nadadores con visión eligen la posibilidad de llevar gafas especiales para competición, los nadadores de la categoría B1 están obligados a llevar gafas que imposibiliten la entrada de la luz. Los nadadores B2 y los B3 pueden competir bajo las reglas de la FINA sin otras adaptaciones, sin embargo debido a que las condiciones de luz pueden cambiar tienen la posibilidad de utilizar la varilla para mejorar los giros y poder ser avisados como los B1.
1   2   3

similar:

Bibliografía y toros medios pág. 21 iconBibliografía Pag 8

Bibliografía y toros medios pág. 21 iconBibliografía pág. 33

Bibliografía y toros medios pág. 21 iconBibliografía páG. 47-48

Bibliografía y toros medios pág. 21 iconBibliografía pág. 13

Bibliografía y toros medios pág. 21 iconBibliografía pág. 23

Bibliografía y toros medios pág. 21 iconBibliografía pág. 57-58

Bibliografía y toros medios pág. 21 iconBibliografía Pág. 13

Bibliografía y toros medios pág. 21 iconBibliografía pág. 105

Bibliografía y toros medios pág. 21 iconBibliografía pag. 19 IntroduccióN

Bibliografía y toros medios pág. 21 iconInstalaciones de invierno (pag. 4 ) Instalaciones de verano (pag....






Todos los derechos reservados. Copyright © 2015
contactos
f.se-todo.com