U niversidad nacional experimental del yaracuy






descargar 17.96 Kb.
títuloU niversidad nacional experimental del yaracuy
fecha de publicación24.10.2015
tamaño17.96 Kb.
tipoDocumentos
f.se-todo.com > Historia > Documentos
UNIVERSIDAD NACIONAL EXPERIMENTAL DEL YARACUY

VICERECTORADO

ESPACIO ACADÉMICO CIENCIAS DEL DEPORTE

UNIDAD CURRICULAR: SOCIOLOGÍA DEL DEPORTE

PROFESOR WULLIAN MENDOZA

Docente UNEY

wrmendoza@hotmail.com.

La actividad física como punto de partida

Hacia una epistemología de lo físico.

El hombre desde su aparición sobre la faz de la tierra se concibe como género en constante transformación. Nuestros estadios de evolución como especie y nuestro inevitable ciclo de desarrollo se unen en una espiral que ha provocado no sólo la superación por natura de fases inferiores de desarrollo bio –psico- social sino también el incesante dinamismo de la cultura, acto que agrupa todo lo creado por el hombre en la praxis continua y cotidiana de su socialidad. La actividad física como materialización de nuestra existencia transita como todo acto humano por la corredera descrita anteriormente, es una continuidad ya que se expresa desde nuestro nacimiento al concebirnos como una especie biomecánica donde lo físico se produce y reproduce en función del movimiento corporal y es una discontinuidad debido a que las motivaciones y orientaciones del movimiento corresponden tanto a disposiciones propias de nuestra singularidad, como a la conexión volitiva de nuestros actos al proceder de la cultura en la cual estamos circunscritos en un periodo de desarrollo determinado, así lo afirma Altuve (2004), cuando establece:

El movimiento es intrínseco al ser humano. Existe una dimensión fisiológica y biomecánica del movimiento y una dimensión propiamente cultural que abarca los significados y sentidos involucrados en la vida motriz cotidiana de una sociedad, en un momento determinado de su historia. Lo fisiológico y lo biomecánico son una constante histórica, más o menos semejante. Su especificidad a través del tiempo y en las distintas culturas está determinada por el significado, sentido y valor social asignado a cada función fisiológica y biomecánica en un momento histórico concreto. Lo cultural, entendido como esa gama de significados, sentidos y valores que la sociedad le otorga al movimiento en un período determinado, impregna, recorre y matiza lo fisiológico y biomecánico. La forma de moverse en la cotidianidad y el significado de ese movimiento, fotografía fielmente –en buena medida- la esencia del funcionamiento de una sociedad en una fase de su desarrollo histórico. (p2)
Si entendemos el desarrollo humano como un sumario u especie de panóptico donde se observan en retrospectiva y prospectiva los rasgos más significativos de nuestra evolución entendida esta como totalidad biológica, psíquica, conductual y cultura, aceptamos como principio que lo que hoy definimos como formas especificas del actuar humano, trabajo, juego, ejercicio físico, deporte encuentran en la actividad física su núcleo epistémico. Como nos afirma Le Boulch(1978), cada realidad motriz se corresponde con una manifestación comportamental, donde la actividad física se emplaza preponderantemente desde un punto de vista biológico, como la parte físicamente observable y tangible del hecho a sabiendas que está encierra procesos latentes que terminan de otorgarle un significado óntico. En primera instancia como nos afirma Coca (1993), el carácter monista de la actividad física como unidad soma y psiquis está suficientemente tratado en la postura filosofía aristotélica sobre lo corporal al afirmar que el cuerpo posee en sí mismo el principio de su propio movimiento, posee la vida en potencia, porque es materia, porque constituye junto al alma el ser viviente1. Es imposible separar en el ser humano procesos ineludiblemente conexos, más aun se plantea como valido la imposibilidad de desconectar estos comportamientos del contexto social siendo que la actividad física como nos dice Girvinov (1990) es también el movimiento humano intencional que como unidad existencial busca el objetivo de desarrollar su naturaleza y potencialidades no sólo físicas, sino psicológicas y sociales en un contexto histórico determinado.
La actividad física vulgarmente tratada como sinónimo de cualquier acción motriz adquiere la esencia de un elemento neutro, si y sólo si se le comprende únicamente como manifestación biológica, simple movimiento o acto motor, como fenómeno imposible es deslindarla de los procesos psíquicos materializados dentro de un sistema o contexto. Tal y como nos afirma Parsons citado por Ritzer(2003), los seres humanos miembros de un grupo, conglomerado o sistema no actúan con meras repuestas producto de estímulos específicos, sino por disposiciones de necesidad impulsadas por motivos intrínsecos y extrínsecos concretos. La actividad física en sus múltiples expresiones se concreta por el contexto, necesidades y disposiciones en los cuales el ser humano razona, para otorgarle nombre y significado a su accionar biomecánico. Se le entiende mejor al insertarla dentro del mundo de la cultura física, al entender que somos seres cinéticos sólo en el momento que nos vivificamos socioculturalmente. Como nos afirma (Santiago Coca, 1995:37), La raíz de todo lo que consideramos como logros deportivos posee de hecho un origen somato-psíquico- móvil, como lanzadera de múltiples proyectos que llevaran el común denominador de la actividad física. Cada uno de estos proyectos responde a la verdad de ámbitos distintos: educación física, competición deportiva, recreación que encuentran unidad en el principio corporal gestual que lo genera.

El movimiento se concreta y desarrolla, entre otros, en lo que comúnmente conocemos como actividad física, entendida biológicamente como el movimiento o conjunto de movimientos que hacen uso del aparato locomotor y conllevan un gasto energético (Paidotribo, 1999), y socioculturalemente como una manifestación que cobra sentido dentro de un contexto o sistema de condiciones que le dan forma y sentido en momentos específicos, como labor remunerada trabajo, como mero acto lúdico juego, como competencia deporte, como acondicionamiento neuromuscular ejercicio físico.

Una definición de la actividad física valorada como simple movimiento dificulta en buena medida las posibilidades de justificar el objeto de estudio de una ciencia de las conductas motrices. El deber del científico que ha elegido como senda el camino de descubrir y explicar este entramado consiste en primera instancia en asumir que el punto de inicio de las discusiones es la revitalización de la actividad física como el centro de todas los debates. Como nos dice Coca (1993), los conceptos asociados a lo físico están tan manoseados que los encargados de interpretar el fenómeno se preocupan más por la creación de nuevas jergas que por buscar el hilo conductor de todas las estas manifestaciones. Se utilizan espacios como prácticas por ejemplo en el debate sobre el ocio y tiempo libre, se descontextualizar las prácticas corporales como el juego, ejercicio físico o deporte y no se comprende la relevancia de los usos mercantiles que la sociedad actual le otorga a la actividad física a saber, recreación educación física y deporte.
La construcción de una epistemología de lo físico se inicia en primera instancia imponiendo como principio valido y aceptado que la actividad física es la raíz fundacional del debate sobre lo físico al encontrase presente en todas y cada una de las manifestaciones motrices como en las estructuras que el hombre ha racionalizado para su recreación. En segundo lugar que es imposible usar la actividad física como un sinónimo de movimiento inanimado o falto de orientación, por ser ella sinónimo de intencionalidad biológica, psíquica, comportamental y cultural. Estos aspecto discutidos con verdadero espíritu crítico serán el abreboca para futuros escritos que se sostienen sobre esta agenda.

Bibliografía


  1. Altuve, E (2004). La Corporeidad en los noventa”. Área Interdisciplinaria de Estudios Sociales y Culturales del Deporte. Programa de Extensión. Facultad de Filosofía. Universidad de Buenos Aires.

  2. Diccionario de la actividad física y el deporte. (1999). Barcelona. Paidotribo.

  3. Díaz, R (1997). Filosofía. Logman de México. Ciudad de México.

  4. Le Boulch,(1989). Hacia una ciencia del movimiento humano. Paidotribo. Buenos Aires.

  5. Coca, S (1993). El Hombre Deportivo. Madrid: Alianza.

1 Del concepto de hombre y sociedad se retoma tesis de Aristóteles como la más cercana a las discusiones que en el contexto actual cobran beligerancia. En la interpretación ontológica del alma la tesis del monismo psíquico plantea: el alma es una sustancia en el sentido de ser forma de un cuerpo, el cual posee potencialmente la vida. Esto significa que el alma es el acto de un cuerpo potencialmente vivo e inseparables de él alma y cuerpo no son dos realidades distintas sino que unidas forman una sola sustancia: la del ser vivo. Léase Díaz, R (1997). Filosofía. Logman de México. Ciudad de México.




similar:

U niversidad nacional experimental del yaracuy iconUniversidad nacional experimental politécnica de la fuerza armada nacional

U niversidad nacional experimental del yaracuy iconU niversidad nacional autónoma de méxico

U niversidad nacional experimental del yaracuy iconU niversidad nacional de la patagonia san juan bosco

U niversidad nacional experimental del yaracuy iconColegio nacional experimental

U niversidad nacional experimental del yaracuy iconUniversidad nacional experimental de

U niversidad nacional experimental del yaracuy iconUniversidad nacional experimental

U niversidad nacional experimental del yaracuy iconUniversidad nacional experimental de los llanos occidentales

U niversidad nacional experimental del yaracuy iconUniversidad nacional de educación enrique Guzmán y Valle colegio experimental de aplicacióN

U niversidad nacional experimental del yaracuy iconU niversidad virtual del estado de guanajuato

U niversidad nacional experimental del yaracuy iconEl Comité Ejecutivo Nacional y la Comisión Organizadora del III congreso...






Todos los derechos reservados. Copyright © 2015
contactos
f.se-todo.com