Traducido por la Asociación Central Dominicana de los Adventistas del 7






descargar 1.93 Mb.
títuloTraducido por la Asociación Central Dominicana de los Adventistas del 7
página9/46
fecha de publicación01.09.2016
tamaño1.93 Mb.
tipoDocumentos
f.se-todo.com > Documentos > Documentos
1   ...   5   6   7   8   9   10   11   12   ...   46

Respuesta. Este es el deber que involucra ganar un sentido del llamamiento en la vida de una persona. Aquí es donde la misión de uno o el propósito único de la vida se considera. Lo que informa esta decisión es la terminación exitosa del deber de dar forma a la fe. Para esto ser una decisión madura, debe ocurrir mucha profundización y al menos algo de separación.


En la conclusión del deber de separación y el principio del deber de respuesta, el joven está trabajando duramente en el desarrollo de una nueva síntesis entre las ideas nuevas y aquellas ideas tradicionales con su crecimiento. La síntesis brotar una nueva intensidad de crecimiento. A veces las personas llaman a esto la “conversión de 44 segundos”, o un renacimiento. Es un compromiso renovado a un nivel mucho más profundo. Uno siente la necesidad de responder con la vida propia.
Para responder, estas preguntas se considera: “¿Dónde está mi llamamiento en la vida? ¿Qué tengo que dar? ¿Qué puedo ofrecer a otros y a Dios? ¿Qué rol especial hay para mí? ¿Dónde está mi talento?”
Es un adolescente raro quien entra en este deber. Ningún adolescente debería ser empujado a esta etapa. Es un deber de desarrollo mucho más típico de adultos jóvenes, aunque algunos adolescentes se arriesgarán a responder.

FLORECEN TARDE”
La verdad es que algunos jóvenes nunca se moverán más allá del deber de experimentar, o no muy lejos del deber de experimentar. Simplemente no han madurado al punto donde el dar forma a la fe es una prioridad personal. Por ejemplo, un joven no podría involucrarse en el trabajo de la iglesia aunque sus padres sean activos en todas las facetas de la iglesia. Simplemente él no ha alcanzado la etapa de experiencia religiosa. Puede ser muy popular con otras jóvenes, pero lento para tomar responsabilidades, y él no lo es, en esta etapa de su vida, una persona muy profunda o consciente.
Esta situación no es usual entre la juventud, y debemos aceptarlo. Estas jóvenes necesitan esperar hasta ser adultos jóvenes antes de empezar a trabajar en los deberes de dar forma a la fe. Eso es correcto. Porque lo que ellos desarrollan entonces probablemente se mantendrá firmemente más que si ellos hubieran trabajado en los deberes anteriormente. Estas personas que “florecen tarde” quizás no tengan que trabajar a través del deber de separación.


PATRONES DE DESARROLLO DE LA FE
Años Infantiles (años de pre-escolar y escuela primaria)


  • Tiempo de descubrir y entonces afiliarse con los valores, creencias y fe de los padres (e iglesia).


Niñez Ultima y Adolescencia Temprana (escuela intermedia)


  • Vivir con la tensión de tomar el primer paso más allá de una propensión cultural o familiar, acompañado por los deseos más intensos de afiliarse con esa propensión.

  • Empieza la identidad; la voluntad, de afirmar la persona de uno mismo en las etapas iniciales.

  • Frecuentemente el joven formalmente se afilia con la fe como “una decisión personal” (bautismo).


Adolescencia Media (escuela secundaria)


  • Incremento en la tensión entre la fe personalizada y la heredada.

  • Menos influencia de fe de los padres, más influencia aceptada de otros adultos y compañeros.

  • Afirmación de la individualidad y la identidad; caminando más allá de los límites.

  • Frecuentemente un tiempo de ser auténtico a la fe escogida por uno mismo.

  • El interés en la fe puede variar de esporádico a latente a intenso durante algunos años.


Adolescencia Ultima y Segundo Decenio (los veinte) (Luego de la secundaria, universidad y carrera temprana)


  • Frecuentemente intenta ser poco tradicional; experimenta ideas nuevas de fe, inseguridad.

  • Formula las direcciones más importantes de la vida entre el crecimiento esporádico y turbulento.

  • Se rebela contra la influencia paternal y la separación de la propia herencia de uno.

  • De acuerdo con la independencia nueva del adulto; reconocimiento de la inadecuación de dar forma a la fe de uno.


A Mediado de los Veinte y Los Treinta (matrimonio, niños, establecimiento de una vocación)


  • Formular metas idealistas y sueños para la vida a mediado de los veinte, refinando las metas de la vida a proporciones más realistas a mediado de los treinta.

  • Integrando fe heredada con fe personalizada (teniendo niños y convirtiéndose en un contribuidor personal a la sociedad frecuentemente apresura la integración, la pregunta que los nuevos padres se hacen es “¿Qué hay de mi pasado que quiero y que no quiero que mi hijo experimente?


De Los Treinta a Los Sesenta


  • Vivir la reconciliación entre la fe personalizada y la fe heredada.

  • Maduración gradual y estable; períodos de estancamiento y períodos de cambio y re- examinación.


Adulto


  • Entendimiento amplio y apreciación de la vida y la fe, sabiduría asegurada de las experiencias de la vida.

  • Habilidad de enfrentar la muerte y las consecuencias de la vida con más seguridad y menos temor.

  • Habilidad de ganar una mayor perspectiva que la integración de la fe personal.


LA TERCERA POSTURA - LA FORMA EN QUE CRECEMOS Y MOTIVAMOS EL CRECIMIENTO
En la segunda postura, exploramos los procesos de crecimiento y los siete deberes que dan forma a la fe, los cuales las personas deben trabajar para formar una fe madura. Hemos reconocido patrones típicos de desarrollo de la fe.
Lo que no hemos discutido es lo que motiva el crecimiento humano. Nuestra propia disposición es lo que motiva y determina nuestro crecimiento. Deseo estabilidad y balance en nuestras vidas. Queremos cosas para estar en orden y en perspectiva. Queremos ser capaces de entender, interpretar, y reaccionar con madurez a todas las experiencias de la vida. Ninguna persona nunca logró completamente este nivel deseado de balance. Porque no podemos y no hacemos, estamos constantemente luchando contra nuestras limitaciones e inadecuaciones. Debemos desarrollar una fe en Algo que acomode las “piezas perdidas”. Debemos depender de Alguien que haga por nosotros lo que nosotros no podemos hacer por nosotros mismos. El reconocimiento de los limites abre el camino a la fe.
Suficientemente interesante, es estar al tanto de nuestras limitaciones a inedecuaciones que no solamente proveen nuestra necesidad por crecimiento. Cuando nuestras vidas salen del balance, cuando estamos más inquietos e insatisfechos, cuando entramos en una crisis, cuando luchamos o buscamos algo difícil de obtener, cuando nos damos cuenta de nuestro potencial personal o de una habilidad no explorada, son las veces cuando el crecimiento ocurre.
Los científicos del desarrollo llaman a este fenómeno “disposición”. Leer la disposición tiene que ver con el nivel de lectura que une estudiante está listo para alcanzar. La disposición religiosa tiene que ver con el nivel de fe que una persona está dispuesta a alcanzar. Para asegurar la disposición de una persona se debe tomar la “temperatura de crecimiento” de la persona.
El diccionario define “listo” como “preparado para uso o para la acción. Preparado en mente, dispuesto”. Nuestra disposición determina lo que estamos abiertos a hacer:


  • A qué o a quién seremos receptivos.

  • En qué estaremos preparados y dispuestos a comprometernos a nosotros mismos.

  • En qué forma estaremos en expectativa.

  • En qué direcciones nuestras esperanzas y deseos irán.

  • Y para los Cristianos, en qué dirección Dios está guiando.


La disposición puede ser vista como tensión, movimiento, insatisfacción, lucha, empuje desde adentro. La disposición puede ser determinada dentro de una persona por los límites de desarrollo, habilidad intelectual, habilidad física, madurez emocional, motivación, hábitos personales, actitud y temperamento, expectativas de otros y receptividad espiritual. El crecimiento de la fe en la juventud puede ser trazado a su nivel de disposición: ¿está el joven listo para ser confrontado con esta pregunta moral? ¿Está él o ella listo para esta decisión de fe? ¿Quiere este joven aprender este concepto bíblico? ¿Qué está buscando? ¿Qué le da problema?
El desarrollo humano está realmente en el cálculo de Dios. De seguro que Dios no está constreñido a nuestras medidas de horas, días, minutos o años. El “tiempo” de Dios está establecido dentro de nosotros por el tempo de nuestro propio desarrollo. El movimiento y empuje dentro de nosotros son divinamente creados e inspirados. Nunca es incorrecto o pecaminoso mantenerse en contacto con la disposición de uno mismo. Porque estar en contacto con la dirección de crecimiento de uno mismo es estar en contacto con la guía creativa de Dios.
El peligro que encontramos al hablar del desarrollo humano es que tenemos que generalizar y hablar de lo típico. La disposición balancea ese peligro al enfocarse en que el individual es único y de lo que peculiarmente está listo a encontrar.

Nuestro deber en el ministerio de jóvenes es ayudar a la juventud a mantener su fe mientras dure el viaje de la maduración y crecimiento en la vida. Esta es una tarea difícil porque ellos se quedan en el principio de este camino, y desde su percepción, no parece un viaje. En muchas iglesias inconscientemente comunicamos que la fe es una decisión de una vida completada por el bautismo. Las iglesias de toda persuasión teológica son culpables.
Ya que la fe y el crecimiento aumentan a medida que nos damos cuenta de nuestras limitaciones, la fe y crecimiento tienen una relación muy especial una con el otro. Una fe viva es que continuamente asegura el próximo paso del crecimiento y lo logra. Un fe muerta es aquella en la que no hay consciencia de que uno está listo para aprender o experimentar.
La fe raramente se levanta del hecho de sentirnos adecuados por nosotros mismos y en control de nuestra vida y mundo. La fe se levanta de nuestras inadecuaciones, nuestros límites, nuestro encasillamiento, nuestra búsqueda por algo mayor que nosotros mismos. La fe relaciona una persona o comunidad a sus límites y al potencial de su experiencia. Una comunidad fiel es la que vive su potencial. En los límites exteriores, la fe empuja a la persona a la tensión de la disposición, a la tensión del crecimiento. La fe dinámica para los jóvenes o adultos está viva en la frontera de nuestras convicciones, esperanzas y experiencias. Moisés, Abraham, Isaías, Amós, Pablo, María y Jesús son todos recordados por su fe, relacionándolos a las fronteras limitantes de sus vidas. Ellos vivieron “al filo de sus vidas”.
Mientras debamos ser sensibles a la única disposición de cada persona, no todo lo que hacemos puede ser hecho para cada individuo. Pero tampoco debemos amontonar todos los jóvenes y tratarlos como idénticos. La fe necesita de jóvenes que varían grandemente uno de otro.



FUENTES
La Afirmación del Proyecto y la fuerza del deber Valuegenesis claramente establecieron que los niños y jóvenes en la Iglesia Adventista del Séptimo Día necesitan entender el valor de la gracia de Jesús en sus vidas diarias. Siguiendo estos reportes, muchos líderes y padres se preguntan ¿Cómo enseño la gracia?” Finalmente, tenemos algunas respuestas:
Los sonidos de la gracia en nuestras iglesias.

Las texturas de la gracia en nuestras escuelas.

Los colores de la gracia en nuestros hogares.
En este serie de nuevos libros, Bailey Gillespie, Sturat Tyner y Gail Rice dan sugerencias prácticas sobre cómo integrar la orientación de la gracia en las áreas que tienen el mayor efecto sobre el desarrollo de la fe: iglesia, escuela, y hogar. Cada libro tiene 100 formas creativas de experimentar y enseñar la gracia a nuestros niños y jóvenes. Estos libros ayudan a traducir las verdades teológicas, estadísticas, y entendimiento filosófico hacia aplicaciones cristianas prácticas.
Disponible en AdventSource, 5040 Prescott Avenue

Lincoln, Nebraska 68509. Teléfono 1-800-328-0525



RESPONSABILIDADES DE LOS ADULTOS RELACIONADAS
A LOS DEBERES DE DAR FORMA A LA FE
Deber 1: Experimentación (sentimientos espirituales)


  • Tratar de proveer expresiones de sentimientos.

  • Animar los sentimientos que guían a algo más allá.

  • Permitir a la juventud expresarse abiertamente.

  • Proveer ricas experiencias sentimentales.

  • Modelar con sus propios sentimientos.

  • Nunca se deje detener con los sentimientos. Cuando el adolescente esté listo. Anímele a seguir al siguiente deber.


Deber 2: Categorización (clasificación de sentimientos, valores, experiencias y memorias)


  • Haga estudios conceptuales sobre ideas cristianas.

  • No haga el trabajo por los jóvenes, provéales algunos consejos.

  • Sea una persona en la cual se puede confiar.

  • Nunca ridiculice las ideas, no importa cuán absurdos parezcan.

  • Sea aceptable. No tome todo tan seriamente.

  • Sea afirmativo, pero no provea retroalimentación honesta. No necesita estar de acuerdo deshonestamente con cada cosa hablada.


Deber 3: Escoger (decidir lo que es verdadero para mí)


  • Anime a sus jóvenes a pensar. Rételos!

  • Modele sus propios valores y elecciones.

  • Enfoque las discusiones sobre creencias que puedan ser valoradas.

  • Enseñe a los jóvenes cómo dudar creativamente, y ellos arribarán a las más auténticas creencias.


Deber 4: Reclamo (decidir a qué será leal)


  • Planea muchas invoitaciones a compromisos variados.

  • Hable a los jóvenes individual e íntimamente acerca de sus propias decisiones de reclamo.

  • Planee tiempo apropiado para celebraciones cuando ocurra esta etapa.

  • Asegúrese de proveer soporte de seguimiento después del reclamo.

  • No trate el reclamo como un final en sí mismo sino como un paso en el proceso de la vida.

  • Desarrolle la mente abierta de los jóvenes.


Deber 5: Profundización (maduración en la fe)


  • Para los jóvenes que están listos, provea estímulo intelectual apropiado.

  • Don tenga grandes expectativas aquí.

  • Don presione mucho después de la conversión. Permita que algunos se acostumbren.

  • Comparta la profundidad de su fe, sus luchas, sus inquietudes, su crecimiento.

  • Sea una persona capaz y ayudadora. Motive a sus jóvenes con sus oraciones y con su ayuda.


Deber 6: Separación (poner a un lado la fe por un tiempo)


  • No se desanime o se preocupe innecesariamente si esto ocurre.

  • Usted debiera expresar reacciones honestas, pero dé libertad y espacio a los jóvenes “separados”.

  • Nunca deje que ésto separe las relaciones. La comunicación abierta y confiada es el testigo más grande. Manténgala en contacto.

  • Trabaje con los padres y con los demás afectados por su propio sentido de culpa, desesperación o fallo. Ayúdeles a ver la naturaleza de este paso.

  • Celebre el nuevo crecimiento mientras ocurre.


Deber 7: Respuesta (compromiso con el llamado)


  • Anímelo cuando la persona esté lista. Inicie solamente con gran sensibilidad.

  • Considere los llamados como “reflejos” y “visiones” más que hechos o seguridades.

  • Estudie los talentos, ore y medite con los jóvenes.

  • Siempre afirme y eleve las habilidades, dones y talentos de las personas.

  • Provea oportunidades para que la juventud desarrolle el potencial y los talentos que Dios les ha dado.

  • Provea una atmósfera cálida y positiva para que las personas experimenten con su misión y propósito en la vida.


1   ...   5   6   7   8   9   10   11   12   ...   46

similar:

Traducido por la Asociación Central Dominicana de los Adventistas del 7 iconMáxima autoridad sanitaria de ee. Uu felicita a los adventistas por...

Traducido por la Asociación Central Dominicana de los Adventistas del 7 iconPor Don Croft (Traducido por José B. Editado por Ismael V.)

Traducido por la Asociación Central Dominicana de los Adventistas del 7 iconUnidad central del Proceso (Central Process Unit= cpu)

Traducido por la Asociación Central Dominicana de los Adventistas del 7 iconDonde dos equipos se enfrentan sobre un terreno de juego liso separados...

Traducido por la Asociación Central Dominicana de los Adventistas del 7 iconLa universidad central del ecuador junto a los barrios de quito

Traducido por la Asociación Central Dominicana de los Adventistas del 7 iconInfluencia del estrés en la vida de los trabajadores de la universidad central

Traducido por la Asociación Central Dominicana de los Adventistas del 7 iconAnn presenta: Una Dieta Vegetariana no Sólo es más Sana, sino más Segura, dicen los Adventistas

Traducido por la Asociación Central Dominicana de los Adventistas del 7 iconManual de oratoria utilizado por la asociación nacional de activo 20-30 mexico

Traducido por la Asociación Central Dominicana de los Adventistas del 7 iconEn un conflicto armado es posible que se incumplan las normas del...

Traducido por la Asociación Central Dominicana de los Adventistas del 7 iconRequisitos de ingreso La mayoría de los visitantes requieren un pasaporte...






Todos los derechos reservados. Copyright © 2015
contactos
f.se-todo.com