Es necesario ubicar el subsistema Desarrollo Motor Humano dentro del sistema del Desarrollo Humano. El estudio del ser humano se ha realizado desde diferentes






descargar 97.07 Kb.
títuloEs necesario ubicar el subsistema Desarrollo Motor Humano dentro del sistema del Desarrollo Humano. El estudio del ser humano se ha realizado desde diferentes
fecha de publicación01.09.2016
tamaño97.07 Kb.
tipoDocumentos
f.se-todo.com > Documentos > Documentos
Desarrollo Motor Humano.
Es necesario ubicar el subsistema Desarrollo Motor Humano dentro del sistema del Desarrollo Humano. El estudio del ser humano se ha realizado desde diferentes perspectivas, así encontramos importantes estudios sobre la capacidad cognoscitiva, conductas sociales, afectos y emociones, y por otra parte, pautas de evolución de su crecimiento biológico y de la evolución de sus conductas motrices.
1.1. Relación de los conceptos de maduración, crecimiento, desarrollo y ambiente.
En el ámbito del desarrollo motor humano, aparecen ciertos términos relacionados como maduración, crecimiento, desarrollo y ambiente.

El concepto de maduración es entendido como un proceso fisiológico y genéticamente determinado por el cual un órgano o un conjunto de órganos llega una madurez y permite su función. De esta forma, el proceso de maduración determina el grado de aumento de la complejidad funcional y estructural, y que va a incidir en el aprendizaje. Al respecto Piaget, señala:


Maduración V aprendizaje = desarrollo

Maduración V no aprendizaje = no desarrollo

No maduración V aprendizaje = pérdida de tiempo No maduración V no aprendizaje = sin efecto

El concepto de crecimiento, posee connotaciones de cantidad, significa aumento de tamaño del cuerpo; aumento progresivo de un organismo y de sus partes, que muchas veces pueden estar o no relacionados con la maduración.

La consideración de lo ambiental, reúne todo tipo de estimulaciones: afectivas, sociales, educativas, geográficas, ecológicas que pueden afectar a la persona.

El término de desarrollo se refiere a los cambios que el ser humano sufre a lo largo de su existencia que implica la maduración del organismo, de sus estructuras y el crecimiento corporal, así como él estimulo del ambiente.

Otra relación importante, es la herencia y medio ambiente, al respecto, Ausubel y Sullivan (1983) señala lo siguiente:

  1. Los factores genéticos limitan el crecimiento potencial absoluto de un individuo, pero los factores ambientales limitan la expresión de potencialidad genética.

  2. Los factores genéticos hacen a los sujetos más sensibles al efecto de determinados factores ambientales.

  3. Finalmente, el ser humano es el resultado de una compleja interacción entre lo genético y lo ambiental.


2. El Desarrollo Motor Humano desde el nacimiento a la edad adulta.
En el presente apartado, se describe el desarrollo motor en la ontogénesis, limitándose a presentar su desarrollo individual desde el nacimiento hasta la etapa adulta (fase post natal), debido a que el desarrollo motor previo al nacimiento (pre natal o intrauterino) no es objeto del estudio pedagógico, para su elaboración se han sintetizado y adaptado los aportes de Winter (1976) respecto a esta temática.

2.1. Etapa del lactante. Esta etapa se divide en dos períodos:

Desde el nacimiento hasta el tercer mes y Cuarto mes hasta el primer año.

2.1.1. Del nacimiento hasta el tercer mes.

Entre los movimientos hereditarios, más importantes que dispone el niño al nacer se puede mencionar: respirar, gritar y el tragar (reflejos hereditarios vitales). Otros movimientos reflejos para asegurar la supervivencia, son los reflejos de protección para los ojos y para los órganos respiratorios (parpadeos, toser y estornudar).

El recién nacido, ejecuta casi exclusivamente aquellos movimientos masivos incontrolados, tales como movimientos de manoteo y de pataleo incoordinados y duros, abarcando ambos lados del cuerpo y llevándose a cabo en las grandes articulaciones (hombros, caderas y rodillas). La zona muscular participante está bastante extendida.

Existen otros movimientos aparte de los mencionados, los llamados Movimientos Atetónicos, que se realizan con menos fuerza, y se observan como movimientos de vaivén de los brazos frente a la cara, combinados con movimientos de Flexión, Extensión y separación de los dedos, que se realizan con las piernas y dedos de los pies. Además existen una serie de Reflejos Incondicionados, que se pueden denominar Naturales y Motores. Los de mayor importancia para el desarrollo motor son los Reflejos de Presión y el Reflejo Laberíntico de la cabeza.

El Reflejo de Prensión es comprobable haciendo que los dedos de la mano se cierren reflejamente al tomar contacto con cualquier objeto que lo permita. Este reflejo es fundamento para la Prensión Controlada, como para el aprendizaje de la función erguida y de la locomoción.

El Reflejo Laberíntico de la cabeza, se presenta como una insinuación y casi siempre nada más que en los niños fuertes, y se caracteriza cuando el niño intenta incorporar la cabeza para colocarla normalmente, cuando esté en posición de cubito ventral. Este reflejo es decisivo para que el niño desarrolle la capacidad de pararse y trasladarse en posición erguida en los meses siguientes:

Otros reflejos introductorios a la locomoción son los reflejos de caminar, trepar, arrastrarse y nadar, los cuales desaparecen antes de que comience la locomoción independiente.

La conducta motora del recién nacido y sus características están condicionadas por el desarrollo del Sistema Nervioso.

Investigaciones muestran que el proceso de Mielinización para la transmisión del Impulso Nervioso es sumamente importante; además, los Centros Motores de la corteza cerebral y las Vías Piramidales aún no están capacitadas para el trabajo. De este modo, todos los movimientos del recién nacido, están controlados por los Centros Subcorticales, específicamente el Ganglio Paladium.

Los órganos sensitivos también están deficientemente desarrollados en el momento del nacimiento y todavía no funcionan totalmente.

Características del niño de tres meses de vida.

  1. Duerme aproximadamente el 70 a 80% del día.

  2. Cuando están despierto se observan Movimientos Masivos e Incontrolados que se mantienen durante 12 a 14 semanas de vida, debido a un tono muscular elevado denominado Rigidez del Lactante. Desaparece en el curso del primer año de vida.

  3. Los movimientos Atetónicos van apareciendo en forma cada vez menos frecuente. Se mantienen en los niños más grandes y adultos, solamente como consecuencia de deficiencias cerebrales o de enfermedades cerebrales serias.

  4. En los tres meses de vida no se puede comprobar una Acción de prensión intencional consciente y dirigida directamente a un objetivo.

  5. Primeros intentos de erección del cuerpo, los cuales comienzan en la posición decúbito ventral. La elevación de la cabeza desde la posición decúbito ventral se produce con más éxito entre el 2° y 3er. mes. En el 3er. mes se logra la formación de Neuronas (ramificaciones nerviosas) y la Mielinización (formación de membranas nerviosas).

  6. Órganos sensitivos, adquieren mayor capacidad funcional, a excepción del sentido del dolor.

  7. Mayor participación de las secciones Corticales del Sistema Nervioso Central y del Sistema Piramidal en la conducción de los movimientos.

  8. Al final de esta etapa aparecen primeros movimiento dirigidos.


2.1.2. Del Cuarto mes hasta el cumplimiento del primer año de edad.
En esta fase se produce la adquisición de los primeros movimientos coordinados. entre los resultados tenemos:

  • Prensión Dirigida.

  • Posición Erguida.

  • Locomoción Independiente.

El criterio motor para determinar su finalización es el comienzo de la marcha sin ayuda ajena, mientras que el desarrollo verbal se encuentra en sus comienzos.

El desarrollo motor del lactante, sigue las siguientes características y aunque ellas ya se expresan parcialmente en los primeros 3 meses de vida:
1. Dirección Céfalo - Caudal.

2. Central Periférica.

3. Movimientos Contralaterales.

4. Hipertonía.


  1. Desarrollo con dirección Céfalo Caudal.

El desarrollo motor se expresa a través de movimientos ordenados que se producen a partir de la cabeza y avanzan en dirección a los pies:

    • Primeros movimientos ordenados son acciones motoras de la región de la boca, de los ojos, posteriormente toda la cabeza.

    • Luego siguen movimientos ordenados de brazos, tronco y principalmente piernas.

Se observa en el desarrollo de la posición erguida y la locomoción, y se observa que en el desarrollo de los movimientos de brazos siempre precede al movimiento de las piernas.


  1. Tendencia Central-Periférica o Próximo Distal.

Se expresa en el proceso de movimientos ordenados propios partiendo de los grupos musculares proximales más grandes, en dirección a los músculos distales del aparato locomotor. Esta se puede reconocer fácilmente en la ontogénesis del movimiento de prensión del lactante.


  1. Los movimientos Contralaterales Conjuntos, son movimientos iguales del otro lado del cuerpo.

Esto se manifiesta, cuando un movimiento con el brazo derecho no se limita solamente a ese miembro sino que el brazo izquierdo también realiza un movimiento correspondiente.

Estos movimientos conjuntos del lado opuesto se buscan evidentemente en una irradiación de los estímulos de los centros nerviosos motores de uno de los lados a los centros correspondientes del lado contrario.


  1. La Hipertonía muscular y sus efectos para la conducción motora.

Esta característica se manifiesta principalmente en el desarrollo de la prensión y la locomoción.

Al término de los tres meses, se presenta una cierta carencia de la hipertonía muscular, los movimientos no son tan duros y frenados como en los meses anteriores. Aunque la hipertensión está siempre presente en el transcurso del 1er. año de vida, ya que sus movimientos no son sueltos ni fluidos.


El desarrollo de la Prensión.
La prensión controlada requiere:

Coordinación de ojos y de las manos, unido a un desarrollo del analizador óptico.

Este último aspecto, no se manifiesta en los recién nacidos, que no son capaces de fijar visualmente un objeto.

Al tercer mes, se siguen los objetos con la vista para realizar los primeros intentos de agarrar un objeto.

Este estudio inicial de movimiento de Prensión Controlada se alcanza hacia la mitad del primer año.

La prensión realmente controlada y segura se logra recién con el 7° y 8° mes.

Los movimientos de prensión son acompañados de movimientos Contralaterales Conjuntos, en el agarre no participa solamente un brazo sino que lo hace con la participación del otro brazo.
En el agarre, se produce la siguiente sucesión de movimientos:

  1. En el sexto al octavo mes, los dedos apretan objetos contra la palma: FORMA DE TENAZA.

  2. En el décimo mes, PRENSION TIPO TIJERA: pulgar e índice.

El pulgar presiona lateralmente el objeto contra el dedo índice.

3. Al final del primer año la prensión es lograda con oposición total del pulgar respecto a los demás dedos.

El camino a la posición erguida.

En este proceso se observa la siguiente secuencia de movimientos en su desarrollo:

  • Posición inicial es la posición decúbito Ventral, y puede colocarse por sí mismo a partir de la posición decúbito Dorsal.

  • Nacimiento a 3er. mes: Levanta a medias la cabeza y sostiene el peso del cuerpo con los brazos flexionados.

  • Levanta y apoya con más fuerza el tronco y mayor extensión de los brazos.

  • Fortalecimiento muscular de la espalda, cuello y extensión de los brazos.

  • Ubica las rodillas debajo del vientre, que es el primer paso para la posición de cuadrupedia.

  • Tiene una prensión más dirigida en el 7° mes que le permite pararse.

  • En el 8° mes logra la posición sentado con mayor facilidad.

  • Entre el 10° y 11avo. mes logra pararse con ayuda.

  • Aproximadamente entre los 13 y 14 meses logra caminar erguido sin dificultad.

La posición erguida lograda es diferente a la lograda en edad adulta ya que, la cadera no se encuentra totalmente extendida, las rodillas están flexionadas y el tronco inclinado hacia adelante.
El desarrollo de la Locomoción.

El aprendizaje de la locomoción transcurre en la siguiente secuencia: arrastrarse, gateo, hasta la marcha en posición erguida.

El arrastrarse, en que utiliza brazos flexionados, mientras que las piernas sólo acompañan la acción con movimientos desordenados. El movimiento se logra aproximadamente entre el 8° y 9° mes.

El gateo, entre el 9° y 12avo. mes de vida. En esta acción se utiliza brazos y piernas flexionados en  ángulo recto. En esta posición el tronco se encuentra totalmente despegado del piso.

El gateo seguro, coordinado, veloz se logra recién después de aprender la marcha erguida. El gateo se realiza siempre con coordinación cruzada de piernas y brazos.

La marcha, requiere que los niños puedan pararse por sí mismos. De ahí se producen los primeros pasos laterales, y se caracterizan por la elevación de la pierna adelante y recuperación posterior de la pierna atrás. Ese desplazamiento lateral se observa en el 10° mes. Esta etapa requiere mucha ayuda del adulto. Los primeros pasos libres se logran aproximadamente al cumplir el 1er. año y muchas veces inducido por los adultos.

Sin embargo, la forma de caminar segura se logra posteriormente entre el 13avo. y 14avo. mes.

En una forma de reconocer diferencias individuales de la marcha, podemos señalar la siguiente secuencia: arrastrarse, gatear, resbalar. Sin embargo, algunos niños no presentan estos niveles inferiores de locomoción, especialmente él gateo que es aprendido después de caminar.

Entre las causas que impiden que no se presenten estos niveles inferiores de locomoción, se puede casi siempre atribuirse a las particularidades del medio ambiente material y humano.
Las consecuencias que tiene para la práctica y la ejercitación.

El conocimiento del desarrollo motor, nos lleva a que el niño debe ser estimulado contribuyendo al desarrollo de sus sentidos, provocar el movimiento continuo del niño de acuerdo a sus posibilidades y conduciendo su ejercitación y fortalecimiento permanente.

Los juguetes adquieren importancia para la estimulación de la prensión dirigida, manipulación y tacto de los distintos elementos, aumentando el campo de experiencia.

Debe colocarse al niño en una superficie que permita la ejercitación de arrastrarse y gatear, es decir, no demasiado blanda y suave al roce para permitir una mayor seguridad en estos desplazamientos.

Además colocar objetos que permitan pararse sin ayuda (prensión-posición erguida).

La ayuda del adulto, es importante para darle los estímulos y la ayuda que necesita para su desarrollo normal.

De no contar con ayuda externa, unido a un contacto social muy reducido se produce un desarrollo motor más lento, debido a la estrecha relación, que existe entre desarrollo motor, social e intelectual del niño.

2.2. Etapa Infantil: Edad del pequeño infante, 1er. y 3er. año de vida.

La fase de adquisición de formas motoras múltiples.
Al adquirir la marcha, aumenta considerablemente nuevas formas de movimiento. Así el niño en la necesidad de realizar movimientos unido a la confrontación con su medio ambiente lleva a la adquisición de variadas formas motoras nuevas. Entre las cuales se pueden nombrar: la marcha, trepar, ascender, correr, saltar, lanzar, recibir, traccionar, empujar, colgarse, balancearse, girar y rodar, llevar objetos y hacer equilibrios.
La principal forma de confrontación del niño con el ambiente es el juego, los llamados juegos funcionales son especialmente importante para el desarrollo motor debido a la gran proporción de formas motoras locomotivas contenidas en él. Los niños de 1 a 3 años gustan por ejemplo de arrastrarse, gatear y andar por los alrededores sin ir hacia un objetivo determinado, solamente por la alegría de hacerlo.

En el tercer año son importantes los juegos de ficción o sociales, donde los niños imitan a los seres que se encuentran en su ambiente social, (el papá, la mamá, el doctor).
Características de la ejecución motora.

  1. Los movimientos de los niños son débiles en intensidad, lentos, transcurriendo casi siempre en un campo especial pequeño y estrecho.

  2. Al tercer año, se observa ciertos aumentos en la fuerza, velocidad y volumen de los movimientos. Al cumplir el 4° año se observa una modificación esencial de estas características.

  3. Los movimientos de recobro y ritmo motor se manifiestan en forma reducida.

  4. La fluidez de movimientos y la capacidad para la ejecución de movimientos elásticos este  también poco desarrollado.

  5. Los movimientos se realizan en forma torpe e incoordinada, y se manifiesta en el acoplamiento motor, por ejemplo en la no-utilización del tronco en acciones motoras que lo requieren.

  6. Existen descargas motoras adicionales, en intensidad desde el punto de vista de economía del movimiento. Esto se observa por ejemplo, el correr, saltar o lanzar.


Las causas de que la ejecución motora presente estas características se debe:

El ritmo, la intensidad, el volumen especial de los movimientos infantiles, son fundamentalmente una consecuencia del nivel de fuerza alcanzado y del nivel de las capacidades coordinativas.

La fuerza muscular de los niños, aún poco desarrollada, todavía no les permite realizar movimientos realmente potentes, veloces y de gran extensión espacial.
Las deficiencias de las cualidades acoplamiento, fluidez, equilibrio y constancia de movimientos también presenta diversas causas; pero lo principal es:

"El estereotipo dinámico-motor para las distintas formas de movimiento recién formado paulatinamente como un sistema estable y versátil para la distribución de los impulsos estimulantes e inhibitorios de la corteza cerebral en su fase de adquisición".(Winter, 1995).

Esta situación de falta de equilibrio y acoplamiento, se aprecia en los comienzos de la marcha libre y correr, subir y balancear, y en especial en los comienzos del saltar, lanzar y recibir.

El desarrollo motor de las distintas formas de movimientos: Caminar, trepar, subir, correr, saltar – presenta las siguientes características:


  • Caminar: A partir del primer año, se desarrolla muy rápidamente la marcha sin ayuda. Los movimientos de la marcha se realiza con una marcada apertura de piernas, en forma rígida y torpe y los brazos siempre preparados para el equilibrio. Al término del 3er. año se llega a dominar los movimientos con gran seguridad.

  • Trepar: Se realiza primeramente en la posición de gateo, pero los brazos no se utilizan para el apoyo, sino para mantener y traccionar el cuerpo.


En el primer año, ya trepa de 10 a 30 cm. y el descenso después de algunos segundos de intento.

Segundo y tercer año, puede trepar y descender obstáculos a la altura de la cadera.
Ascender: 2° y 3er. año el ascender sigue las siguientes etapas:

  • Subir escalas lateralmente.

  • Subir paso a paso, sin apoyo de manos.

  • Pasos alternados y sin apoyo de las manos se produce a mediados del 3er. año.

El movimiento de subir se produce en forma relativa segura y fluida, pero con un control óptico permanente y con balanceo compensatorio de los brazos. El descenso aún se realiza con apoyo de manos o al menos paso por paso.
Correr: A diferencia de la marcha, se produce una fase de vuelo. Al principio es pequeño, pero se observa con mayor dominio en los niños de 2 años y medio a 3 años.

Características: Tronco totalmente erguido, pequeña flexión en la cadera y en las rodillas, brazos marcadamente abiertos y bajos, con algunas perturbaciones del equilibrio.
Saltos: Se produce primeramente hacia abajo (profundidad). El salto de un escalón o cajón, es alrededor de 20 cm. El aterrizaje es frontal casi siempre con piernas separadas.
Al término del 3er. año es posible saltar sobre obstáculos de baja altura, ya sea en 1 ó 2 pies y aterrizando con 2 pies.

Lanzar y recibir: Al término del 1er. año, se presenta un movimiento estrecho, sin un recobro considerable y sin participación del tronco o sea sólo con el brazo.

Segundo Año: El lanzamiento incontrolado sigue un lanzamiento con dos manos y el lanzamiento con una mano sobre la cabeza, el que se realiza frontal al objeto y sin participación apreciable del tronco.

Hasta el 3er. año existen modificaciones considerables del movimiento. Sin embargo, su evolución depende de la ejercitación que tenga el niño.
Recibir: Depende de un compañero capaz. Por lo tanto, para que los niños de 2 a 3 años de edad hagan el intento de recibir objetos se necesita la estimulación por parte de un compañero de juego más grande o de adultos.

El niño no está con condiciones de anticipar la parábola de vuelo de la pelota.

El objeto se recibe "embolsándolo", posteriormente realiza la recepción con brazos extendidos y llevándola al pecho.
Traccionar: Aparece con la adquisición de la marcha. Empujar un cochecito.

2° y 3er Año: Existe la capacidad de traccionar hacia adelante y empujar hacia atrás su cuerpo en la posición decúbito ventral en superficie plana y lisa.
Colgarse: Asociada a la trepa y tracción. 2° año de vida, se puede colgar a la altura de la cabeza.

3er. Año: Puede combinar suspensión con los primeros balanceos, con ciertas precauciones debido a que la fuerza muscular es reducida ya que el niño se puede soltar en forma frecuente.
Giros: Rotaciones alrededor del eje longitudinal del cuerpo.
Rolar: Rotaciones alrededor del eje transversal del cuerpo.

Los giros se pueden realizar a los 2 años con ayuda correspondiente.
Equilibrio: A partir de la forma motora básica de la marcha. Las acciones de equilibrio se observan luego del 2° año de vida, en altura sobre:

a) Barras de Equilibrio con 20 cm. de ancho y 10 a 20 cm. de altura.

b) En Banco de Gimnasia con 30 cm. de altura..
Desarrollo de capacidades motoras:


  • La fuerza del niño pequeño se encuentra sin desarrollar.

En el transcurso del 2° y 3er. año de vida, se llega a un 50% de aumento del peso inicial en la pequeña infancia.

Existe una proporción relativamente desfavorable entre la fuerza y la carga corporal del niño.

  • Velocidad en niños de 2 a 3 años poco desarrollada.

La velocidad de movimientos es lenta y recién a los 4 años se tornan más visibles, veloces y especialmente en los niños de 5 años.

  • Resistencia es reducida. La frecuencia cardiaca y respiratoria en reposo es alta y su elevación en el ejercicio es mucho más rápida que en los años posteriores.


Las capacidades coordinativas-movilidad:


  1. El aprendizaje se limita a formas motoras simples.

  2. Los movimientos aprendidos por los niños pequeños permanecen en el estadio de coordinación global.

  3. Los procesos de aprendizaje motor en niños pequeños, se basan en sus marcadas necesidades de la imitación a través del sentido de la vista. A partir del 3er. año, empieza a tomar importancia la información de doble señalización (visual y oral).


En los niños pequeños el habla constituye una función estimulante que se debe hacer trabajar sistemáticamente para lograr un efecto; al respecto se señala que el niño de:
a) 1 Año y medio: sólo entiende 30 palabras.

b) 2 Años: 30 a 300 palabras.

c) 3 Años: 1.000 a 1.200 palabras.

Las Capacidades Coordinativas de orientación, cambio y acoplamiento está muy poco desarrollada, al igual que el equilibrio y diferenciación.

Movilidad: La flexión de articulaciones del cuerpo es tremendamente grande (especialmente articulaciones de caderas). Sin embargo, es reducida la capacidad de extensión de la mayoría de las articulaciones.
Por ejemplo en el lanzamiento, el brazo no puede sobrepasar la vertical en la articulación del hombro. Por otra parte, el tronco presenta relativa movilidad.
Consecuencias para la estimulación del desarrollo motor.
Proporcionar espacio y libertad de movimiento, para correr, saltar, trepar y subir.

Formación planificada de las capacidades coordinativas, de las destrezas y de las experiencias motoras.

Tareas motoras construidas estimulativamente, actividades lúdicas, ayuda externa, seguridad, conduciendo en forma leve y estimulación verbal.

Estímulos e indicaciones verbales, deben darse en forma adaptada a la capacidad de los niños.
2.3. Edad preescolar: Fase de perfeccionamiento de las formas motoras variadas.
La edad preescolar, es considerada entre el 4° año y 7° año de vida, y se caracteriza por el perfeccionamiento de las formas motoras variadas y la adquisición de las primeras combinaciones de movimientos.

Este perfeccionamiento es logrado tanto desde un mejoramiento cualitativo de los movimientos como un aumento cuantitativo de rendimiento y a la vez en un aumento de la disposición variada de los movimientos o sea con mayores posibilidades de utilización en diversas tareas.

El perfeccionamiento de las distintas formas motoras, se puede apreciar en las diversas combinaciones motoras, como:

  • Marcha combinada con traccionar y empujar.

  • Lanzar hacia arriba y volver a tomar una pelota.

  • Caminar, correr, subir, trepar y hacer equilibrio.

En los niños no entrenados o con poca ejercitación, aprenden solamente combinaciones que pueden ser asociadas al caminar o correr.

La formación deportiva efectiva tiene como resultado combinaciones motoras de nivel muy superior.

De esta forma, los niños de 5 a 7 años entrenados pueden aprender combinaciones más complejas como técnicas básicas de natación y saltos ornamentales, de patinaje artístico, gimnasia en aparatos y de esquí.

Esto se debe a que estos niños, poseen un acervo motor o patrones de movimientos más amplio y el grado de dificultad de las formas y combinaciones motoras disponibles es visiblemente más elevado que en los niños no entrenados.

La ejecución de movimientos en las diversas acciones motrices nos da muestra que la edad preescolar no es una fase de desarrollo homogénea.

En los niños de 3 y 4 años se siguen observando las mismas características en la conducción de movimientos de los niños pequeños.

Las modificaciones más visibles se comprueban en los niños de 5 a 6 años de edad.

Aquí los movimientos se vuelven más fuerte, más rápido y más amplio que en la etapa anterior y su estructura básica, el ritmo, el acoplamiento y la plasticidad de los movimientos mejoran considerablemente, pero se observan frecuentemente imperfecciones en la fluidez y especialmente en la constancia de los movimientos, como en la anticipación insuficiente de la acción subsiguiente.

En la formación de las Capacidades Motoras o Cualidades Motoras, de acuerdo a las investigaciones realizadas, no se ha llegado a la conclusión segura, sin embargo, respecto al desarrollo de las capacidades Coordinativas, se pueden entregar las siguientes conclusiones:

  1. A partir del quinto año se tiene que producir un aumento claro en el nivel de las capacidades coordinativas.

  2. Se suponen progresos evidentes en las capacidades de equilibrio, ritmización y acoplamiento, y en la capacidad de anticipación del movimiento.

La evolución de la condición física en la edad preescolar es más marcada aunque no ha sido investigada en forma exhaustiva. Así se comprueba un rápido desarrollo:

  1. Capacidad de resistencia aeróbica (resistencia general).

  2. Determinados componentes de la velocidad (especialmente velocidad de reacción de frecuencia y de acción simple).

  3. Creciente capacidad para realizar movimientos potentes en cuanto se realicen contra resistencias pequeñas. En consecuencia, se puede considerar que la edad preescolar, es una fase con desarrollo motor rápido, y las causas se deben esencialmente en la actividad vital de esa edad.

También es importante la necesidad lúdica, motora y de actividad del niño, que es estimulante para el desarrollo motor por medio de las variadas posibilidades de adquisición de experiencias y conocimientos. Además existe una mayor perseverancia, constancia y capacidad de concentración, de gran importancia para la ejercitación, y esto es uno de los criterios principales para juzgar su madurez escolar.

La ubicación cronológica es más marcada, que es manifestada por las tareas preparatorias para la escuela, las cuales poseen exigencias intelectuales, expectativas conductivas cada vez mayores, una expresión apreciable es el rápido desarrollo del lenguaje oral, que influye en la conducta y el aprendizaje motor de los niños.

Ellos pueden comprender ordenes verbales simples (sentarse, tomar la pelota, etc.). Las indicaciones verbales más detallada, sólo se entienden con una demostración del movimiento pretendido.

El lenguaje del niño aumenta 1.000% desde el comienzo de la Educación preescolar (4 años) y llega a contener 3.000 palabras en los niños de 6 años.

Otra causa del rápido desarrollo motor es el considerable proceso de crecimiento y del desarrollo físico en esta etapa de la Infancia.

Aquí se produce, el primer cambio morfológico, que se produce entre los 5 y 7 años, y se caracteriza por: "El crecimiento de las extremidades, la disminución del tejido graso infantil y el mejoramiento resultante entre fuerza y peso, que tienen un efecto favorable sobre la capacidad de rendimiento motor".

Resumen del Desarrollo de las Formas Motoras entre los 3 y 7 años.

MARCHA


3 años

5-7 años



No hay progresos notables

Progresos visibles:

  • Longitud de paso aumenta 10 cm.

  • Cantidad de pasos en unidad de tiempo disminuye.

Rolido del pie. (Talón, Planta, Punta).
TREPAR




5-6 Años

Obstáculos a la altura del estomago

  • Obstáculos a la altura del pecho.

  • Brazos y cuerpo función de sostén y piernas apoyan la acción.

  • Trepar y descender soga en 4mts
SUBIR




4 Años

Paso por paso, tomándose de la baranda.

Subir escala con pasos alternados.
DISCURSO







Deficiente

3.000 palabras.
CARRERA




5 años

En un 30% de los niños sé observa una buena coordinación de brazos y piernas

  • Movimientos de carrera son coordinados en el 70-75% de las niñas de 6 años.

  • En un 90% de los niños.
LANZAR

3-4 Años

5-7 Años

- Lanzar sin movimiento de su cabeza.

- Lanzar con ambas manos desde la cintura.

- Ausencia de utilización del tronco, y fluidez en él recobro.

- Control de altura y distancia.

Varones

  • Lanzar con utilización del tronco

  • Coordinación cruzada y un saltito previo.



RECEPCION







Se mejora en forma progresiva la recepción de canasta o embolsar.

  • Anticipación de parábola y adaptación a los movimientos, se alcanza

Aproximadamente a los 6 años

  • Una situación fluida es lograda entre los 6-7 años de pasar y recibir.



Consecuencias para la estimulación del desarrollo Motor.



  1. Proporcionar suficiente cantidad y libertad de movimiento, y condiciones apropiadas para el desarrollo de la actividad.




  1. Posibilidad de jugar en grupo, que va en relación con la necesidad de contacto social.




  1. Utilizar todas las formas posibles de juegos al aire libre.




  1. Contenidos principales, son las formas motoras básicas.




  1. Ejercitación parte de la necesidad de:

  • Capacidad de los niños.

  • Necesidad de movimientos.

  • Variación de la actividad.

  • Imitación.

  • Creciente búsqueda de mayores rendimientos de los mismos.

6. Utilizar los nombres correctos, en forma consciente:

  • Caballito-Salticado.




  1. Utilización de medios acústicos-rítmicos.




  1. Corrección a lo estrictamente necesario.




  1. Buscar un desarrollo apropiado de la resistencia, velocidad y fuerza rápida en forma multilateral de movimientos.




  1. En los 5-7 años, se puede comenzar el entrenamiento sistemático de algunos deportes: Patinaje Artístico, Natación.


Bibliografia.

  1. Bijou, S. M. Baer, D.M. (1973). Psicología del Desarrollo Infantil. Editorial Trillas. México

  2. Blázquez Sánchez, Domingo (1992). Evaluar en Educación Física /2ª Edición INDE Publicaciones. Impreso en España.

  3. Corraze, J. (1988). Las Bases Neurofisiológicas del Movimiento. Editorial Paidotribo. Barcelona.

  4. Da Fonseca Víctor (1984).Filogénesis de la Motricidad. Edición G. Núñez S.A. 1ª. Edición. Impreso en España.

  5. Florence, Jacques y otros (1987). La Educación Física de Base. Editorial Gymnos 2° Edición, Madrid.

  6. Gessel, A. (1967). Psicología del Desarrollo de 1 a 16 años. Editorial Paidos, Buenos Aires.

  7. Gratty, B.J. (1979). Motricidad y Psiquismo en Educación y Deporte. Editorial Miñon, Valladolid.

  8. Harrow, A. (1978). Taxonomía del Dominio Psicomotor. Editorial El Ateneo, Buenos Aires.

  9. Lagardera, F. (1987). La Educación Física en el Ciclo Superior de EGB-11 a 14 Años. Editorial Paidotribo, Barcelona.

  10. Meinel Kurt y Schnabel Günter (1995).Teoría del Movimiento. Editorial Stadium, Impreso en Argentina.

  11. Rigal, R. Paloetti, R. Protmann, M. (1979). Motricidad Aproximación Psicofisiológica. Editorial Augusto Pila Teleña. Madrid.




  1. Ruíz Pérez, Luis Miguel (1987). Desarrollo Motor y Actividades Físicas. Editorial Gymnos S.A., Librería . Editorial Deportiva, Impreso en España.

  2. Watson, E Lowrey, G. (1982). Crecimiento y Desarrollo del Niño. Editorial Trillas, México.

  3. Winter R. (1995). El Desarrollo Motor del ser Humano desde el Nacimiento hasta la Vejez en Teoría del Movimiento. Editorial Stadium, Argentina.







similar:

Es necesario ubicar el subsistema Desarrollo Motor Humano dentro del sistema del Desarrollo Humano. El estudio del ser humano se ha realizado desde diferentes iconLa filosofía de la educación como base de la formación del ideal del ser humano

Es necesario ubicar el subsistema Desarrollo Motor Humano dentro del sistema del Desarrollo Humano. El estudio del ser humano se ha realizado desde diferentes iconDirección general de formación y desarrollo de docentes
«Índice de desarrollo humano» elaborado por la Organización de las Naciones Unidas (el cuarto entre los países latinoamericanos,...

Es necesario ubicar el subsistema Desarrollo Motor Humano dentro del sistema del Desarrollo Humano. El estudio del ser humano se ha realizado desde diferentes iconLa salud (del latín salus, -ūtis) es un estado de bienestar o de...

Es necesario ubicar el subsistema Desarrollo Motor Humano dentro del sistema del Desarrollo Humano. El estudio del ser humano se ha realizado desde diferentes iconInforme de la Guía
«cosas» significa en el uso común «todo lo que existe, independientemente de la conciencia del ser humano». De un modo más preciso,...

Es necesario ubicar el subsistema Desarrollo Motor Humano dentro del sistema del Desarrollo Humano. El estudio del ser humano se ha realizado desde diferentes iconEl atletismo o deporte de pista y campo consiste en un conjunto de...

Es necesario ubicar el subsistema Desarrollo Motor Humano dentro del sistema del Desarrollo Humano. El estudio del ser humano se ha realizado desde diferentes iconAletheia. Revista de Desarrollo Humano, Educativo y Social Contemporáneo

Es necesario ubicar el subsistema Desarrollo Motor Humano dentro del sistema del Desarrollo Humano. El estudio del ser humano se ha realizado desde diferentes iconAl finalizar la edad media, las concepciones teocentrista del ser...

Es necesario ubicar el subsistema Desarrollo Motor Humano dentro del sistema del Desarrollo Humano. El estudio del ser humano se ha realizado desde diferentes iconDirectora General de cerebrum- centro Iberoamericano de Neurociencias,...

Es necesario ubicar el subsistema Desarrollo Motor Humano dentro del sistema del Desarrollo Humano. El estudio del ser humano se ha realizado desde diferentes iconLa teoría de la Educación Física es la ciencia que estudia su posibilidad,...

Es necesario ubicar el subsistema Desarrollo Motor Humano dentro del sistema del Desarrollo Humano. El estudio del ser humano se ha realizado desde diferentes iconActos con la finalidad de ayudar a formar hacia el desarrollo humano...






Todos los derechos reservados. Copyright © 2015
contactos
f.se-todo.com