Programa marco de actividad física






descargar 90.57 Kb.
títuloPrograma marco de actividad física
página1/3
fecha de publicación28.10.2015
tamaño90.57 Kb.
tipoPrograma
f.se-todo.com > Biología > Programa
  1   2   3




PROGRAMA MARCO DE ACTIVIDAD FÍSICA

GRUPO DE TRABAJO DE ACTIVIDAD FÍSICA DE GRUPO EXTER

INDICE
Presentación Pág. 1

Introducción Pág. 3

Fundamentación Pág. 4

Objetivos Pág. 6

Metodología Pág. 7

  • El rol del profesional Pág. 8

Contenidos Pág. 9

Evaluación Pág. 10
Anexos:

  • Anexo 1: PAR-Q Pág. 11

  • Anexo 2: Terminología Pág. 14

  • Anexo 3: Recomendaciones Pág. 16



Bibliografía Pág. 19


PRESENTACIÓN
El grupo surge como proyecto de unificación de todas las actividades físicas que se realizan en los diferentes centros (CRPS, CD, EASC y PRISEMI) que Grupo EXTER gestiona dentro de la Red Pública de Atención Social a personas con enfermedad mental grave y duradera, perteneciente a la Consejería de Asuntos Sociales de la Comunidad de Madrid.
Las primeras reuniones tienen lugar en año 2009 (14 de octubre) y se plantean para poner en común el trabajo que se hace en cada centro relacionado con el área de la salud y el ejercicio físico en la población con enfermedad mental.
Los componentes del grupo de trabajo de Actividad Física se reúnen una vez al trimestre para mostrar a los compañeros el trabajo que cada uno ha ido realizando en su centro respectivo. Las tareas han sido repartidas previamente en la sesión anterior y fundamentalmente se basan en recopilar información sobre el tema tratado y redactar las bases del programa y guía de actividades de físicas para todos los centros de Exter.
El propósito es conseguir que todos los centros tengan un programa marco global, unos objetivos generales, una metodología adaptada a las características de la población y con un enfoque rehabilitador acorde a las necesidades de cada persona.
La actividad física es una actividad más dentro de los programas de rehabilitación que influirá muy positivamente para alcanzar otros objetivos del PIR.
La naturaleza de las actividades físicas hace que se puedan adaptar a cualquier persona según sus capacidades; desde practicar un deporte en un recurso normalizado hasta la iniciación en pequeñas actividades físicas / deportivas en el medio natural.
Trabajamos en la línea de promocionar las condiciones que favorezcan el desarrollo de la actividad física en todas las personas con enfermedad mental que están siendo atendidas en nuestros centros.

INTRODUCCIÓN
No hay que ser expertos en la materia para saber que la actividad física nos proporciona una amplia gama de beneficios físicos, psicológicos y sociales. ¿Quién no se ha sentido mejor después de haber dado un largo paseo; jugado un partido contra otro equipo; o haber participado activamente en un grupo de gimnasia, baile, aerobic, etc.?
Además, contamos con la ventaja de que el ejercicio físico es una acción que puede realizar cualquier tipo de persona: ciudadanos de cualquier edad, mayores, niños.., sexo, clase social, condición física, profesionales o simplemente gente preocupada por el cuidado de su salud. Incluso, algunas personas, con la práctica de ejercicio físico han mejorado o superado ciertas enfermedades, limitaciones y discapacidades: obesidad, enfermedades cardiovasculares*, problemas de índole psicológico, pérdida de algún miembro del cuerpo, etc.
Por supuesto, no debemos olvidar que la actividad física tiene un componente de disciplina y esfuerzo, donde cuerpo y mente se preparan cada día para superar una sesión de entrenamiento y la motivación es un elemento imprescindible para alcanzar pequeñas y nuevas metas, cuyos resultados se obtendrán paulatinamente.
La actividad física es un instrumento perfecto para que la persona desarrolle y descubra sus propias habilidades y capacidades.

FUNDAMENTACIÓN.

Beneficios de la actividad física.

La relación entre actividad física y salud es una evidencia constatada científicamente. La práctica de la actividad física regular, adaptada a las características personales y no estrictamente de rendimiento, produce beneficios para la salud física, psíquica y social de las personas.

Se pueden diferenciar tres funciones que la Actividad Física tiene en relación con la salud, que según Capdevila son:

a) Función de protección previniendo la aparición de ciertos problemas de salud (obesidad, síndrome metabólico, etc.).

b) Función rehabilitadora se recomienda para aquellas personas que tienen problemas de salud crónicos como (diabetes, osteoporosis, bronquitis, asma, etc.) ya que el beneficio que supone en su evolución es un coadyuvante de las demás medidas terapéuticas. En este sentido se ha constatado el efecto positivo en procesos psicológicos, depresivos o trastornos de ansiedad.

c) Función de promoción de la salud ya que incide de forma positiva en la adopción y mantenimiento de otros comportamientos de salud (alimentación, higiene).

Efectivamente, una actividad física en la que se regule la intensidad, frecuencia y duración, en función de las características personales tendrá en consecuencia la mejora de la condición o forma física de manera saludable.

La Condición Física implica tres dimensiones que se relacionan con la salud desde un punto de vista integral:

  • La orgánica o características físicas del individuo (composición corporal, densidad ósea, fuerza*, resistencia muscular*, potencia, resistencia* cardiorrespiratoria, presión arterial, componentes metabólicos relacionados con glucosa y la grasa, etc.)

  • La motriz o aptitud para el control del movimiento para la realización de ciertas actividades (agilidad, el equilibrio, el tiempo de reacción, la velocidad*, la coordinación)

  • La cultural que incluyen actitudes personales y comunitarias (para la interrelación, cooperación, pertenencia a un grupo, etc.).


Los beneficios de actividad física sobre la salud se manifiestan en todas las edades. Se deben a efectos de tipo metabólico que favorecen la oxigenación a diferentes órganos, mejorando su función. Las consecuencias positivas son tanto físicas como psicológicas.

Otros beneficios que aporta están relacionados con la deshabituación del tabaco y el alcohol y mejora de las conductas desadaptativas.

Podemos destacar beneficios generales en relación con la calidad de vida puesto que contribuye a un aumento del rendimiento en aspectos como la confianza en si mismo, la sensación de bienestar, mejora del sueño, reducción del estrés así como la empleabilidad (rendimiento intelectual, académico y laboral),

La actividad física tiene une efecto positivo en la autoestima. Según el glosario de promoción de la salud de la OMS, la autoestima “es el grado en que una persona valora la autopercepción de su propia imagen”. En este sentido, puede ayudar a crear una autoimagen positiva si se incide en el conocimiento y aceptación de uno mismo, que incluye elementos corporales, psicológicos y sociales.

Desde el punto de vista social, la práctica en grupo favorece la comunicación y las relaciones interpersonales. La actividad físico-deportiva de cualquier clase proporciona formas de relacionarse con los otros y mejora nuestra salud física y mental así como nuestro bienestar.

Todo lo mencionado anteriormente tiene un mayor sentido en la población con problemas de salud mental debido a las dificultades que conlleva estas enfermedades.

Una de las más características es la conducta motora. Esta se presenta con movimientos corporalmente lentos, torpes, rígidos, descoordinados, apareciendo en ocasiones estereotipias motoras. Las causas de estos problemas motores en su mayoría suelen ser debidas a:

  • Los efectos secundarios de la medicación.

  • Abandono de actividades que impliquen actividad física bien por falta de motivación por parte de la persona o porque el medio en que se relaciona no está en condiciones de facilitárselo, induciendo al sedentarismo*.

  • Etc.

Otro problema habitual son las enfermedades orgánicas asociadas a las personas con enfermedad mental (problemas cardiovasculares, etc.).

OBJETIVOS:
OBJETIVOS GENERALES


  1. Contribuir a la mejora de la salud física, psíquica y social de las personas.


OBJETIVOS ESPECÍFICOS


    1. Mantener o aumentar las cualidades físicas básicas (agilidad, fuerza, velocidad, resistencia,…).




    1. Proporcionar habilidades motrices:

      • Capacidad de coordinación.

      • Sentido del equilibrio, del espacio y del tiempo.




    1. Desarrollar hábitos de vida saludables:

      • Horarios.

      • Higiene.

      • Actividades incompatibles con el consumo.

      • Evitar el sedentarismo.

      • Aumentar el gasto calórico.




    1. Fomentar la Actividad Física en un contexto comunitario:

      • Áreas deportivas.

      • Espacios urbanos.

      • Zonas recreativas y de ocio.

      • Transportes públicos.




    1. Estructurar el tiempo libre:

      • Planificar el ocio.

      • Desarrollar capacidades lúdicas.

      • Ampliar relaciones sociales.

      • Participar en grupos que tengan los mismos intereses.




    1. Aumentar la autoestima:

      • Incrementar el umbral de vulnerabilidad.

      • Mejorar la autopercepción.

      • Adquirir progresivamente responsabilidades.


OBJETIVOS INDIVIDUALES

  1. Se plantearán teniendo en cuenta las necesidades de cada persona.


METODOLOGÍA

Este programa se podrá llevar a cabo tanto de manera grupal como individual, eligiendo una de las opciones en función de las necesidades concretas de la persona en cuestión.

Cuando esta actividad se realice en formato grupal, se utilizará una estructura cerrada, pero flexible a la vez, que permita la entrada de nuevos participantes que se adecuen al perfil, marcando el número de asistentes según la actividad concreta a realizar.

Para la formación de los grupos se procurará que sean homogéneos en cuanto a forma física general, se tendrán en consideración criterios como la resistencia, experiencia previa, etc.

Se establecerán distintos grupos según el nivel y las características comunes que presenten. Para la inclusión de una persona en cualquiera de las actividades desarrollas a partir de este programa se valorará, además de la adecuación, su interés y motivación hacia ella.

La frecuencia y la duración de las actividades se establecerán en base a las características individuales de sus miembros. La duración media de las sesiones variará en función de la actividad a desarrollar, teniendo todas ellas como aspecto común una frecuencia mínima semanal, tratando de aumentar la misma en los casos en los que fuese posible. Se considera que para conseguir los efectos positivos del ejercicio físico sería necesaria una frecuencia mínima de 2 días a la semana con una duración de, al menos, 30 minutos, procurando gradualmente ir aumentando el tiempo de realización.

Según diversos estudios, es más adecuada y repercute de manera más positiva en la salud general de las personas, la realización de actividades de ejercicio físico a diario, con tiempos breves, que de manera puntual con actividades más intensas.

Se dará una especial relevancia a la variabilidad de los ejercicios en las sesiones a desarrollar. Este aspecto es de vital importancia para que la persona mantenga la adherencia en este tipo de actividad a lo largo del tiempo. Las sesiones monótonas y repetitivas provocan que la persona pierda interés, favoreciendo el abandono de estas, las cuales ya son complicadas de mantener en el tiempo por el esfuerzo extra que suponen para las personas.

La presencia del profesional se adecuará a las necesidades del grupo ó la persona en cuestión, su intervención irá dirigida a la supervisión de la actividad, a dirigir la misma para una correcta realización de los ejercicios propuestos, a favorecer la aparición de sentimiento de pertenencia al grupo, fomentará las iniciativas personales, reforzará la participación,….Así mismo se trabajará hacia la autonomía en la realización de este tipo de actividades.

Se pedirá a los asistentes que acudan con los enseres necesarios para la realización de la actividad a desarrollar, que en general se compondrá de vestimenta y calzado adecuado, así como elementos para una adecuada higiene posterior a la realización de la sesión.

EL ROL DEL PROFESIONAL
El profesional que se encargue de los grupos de actividades físicas deberá tener conocimientos deportivos, capacidad para motivar al grupo (reconocer pequeños logros, aprender de los errores, fomentar la unidad entre ellos,…) y empatizar con la persona que, por el lento progreso de las habilidades motoras, va a necesitar más comprensión para no frustrarse en la práctica de la actividad.
La persona responsable de un grupo de actividades físicas integrado por personas con enfermedad mental, debe individualizar más su labor que si se tratara de otros grupos de personas que practican ejercicio físico. No sólo deben fomentar la implicación en la práctica deportiva sino que, además, deben influir en otros aspectos de sus vidas: poner en marcha hábitos que se hayan perdido, adecuarse a unos horarios, mantener el aseo y la alimentación sana, usar vestuario apropiado a la práctica deportiva, respetar a los demás, controlar emociones (impulsividad, ansiedad,…) y acostumbrarse a utilizar recursos comunitarios (instalaciones deportivas, transporte público,…).
El profesional es en todo momento responsable de la planificación de la sesión, ofreciendo propuestas teóricas y prácticas que doten de contenido a la misma y sirvan para alcanzar los objetivos deseados.

Los objetivos serán individuales y las prácticas estarán adaptadas a la consecución de dichos objetivos. Así pues, se podrán modificar algunos tiempos, espacios, reglas, exigencias físicas, competiciones, etc.

Las sesiones tendrán también sus propios objetivos y estos se podrán planificar a corto, medio y largo plazo. Del mismo modo, se procederá con los objetivos individuales de cada participante, planificándolos a lo largo del tiempo que se prevea que permanecerá realizando la actividad física.
La organización de la sesión debe ser preparada previamente, con unos criterios generales de actuación sobre aquellos objetivos que queramos trabajar. Las actividades estarán condicionadas por las instalaciones y el material específico que se utilice. Los principales aspectos que debemos tener en cuenta a la hora de planificar una didáctica deportiva o física son los siguientes:


  1. Contar con una evaluación previa de la Condición Física para poder observar los progresos que se consiguen.

  2. Planificar bien los ejercicios teórico-prácticos de la actividad (no improvisar).

  3. Supervisar la correcta ejecución del ejercicio. Darle información suficiente para que sepa lo que debe hacer.

  4. Alternar la naturaleza de las actividades (diversificar).

  5. Utilizar variedad de materiales.

  6. Generar relaciones interpersonales (con comunicación verbal o no).

  7. Proporcionar refuerzo positivo.

  8. Disfrutar del carácter lúdico de la actividad.


  1   2   3

similar:

Programa marco de actividad física iconPrograma hábitos y estilos de vida saludable a través de la actividad física

Programa marco de actividad física iconPrograma de actividad fisica y salud para la prevención del sedentarismo

Programa marco de actividad física iconEs también actividad física, pero además, es una actividad planeada, estructurada y repetitiva

Programa marco de actividad física iconLa actividad física en contra del sedentarismo en la educación física en secundaria

Programa marco de actividad física iconResumen: La practica de actividad fisica, ¿por que es tan bueno?por...

Programa marco de actividad física iconExtracciones del marco teórico de la investigación educativa: “¿CÓmo...

Programa marco de actividad física iconUd 1: actividad física y salud

Programa marco de actividad física iconUd 1: actividad física y salud

Programa marco de actividad física iconPrograma de la Actividad

Programa marco de actividad física iconGeneralidades y beneficios de la actividad fisica






Todos los derechos reservados. Copyright © 2015
contactos
f.se-todo.com