Introducción






descargar 23.61 Kb.
títuloIntroducción
fecha de publicación01.09.2016
tamaño23.61 Kb.
tipoDocumentos
f.se-todo.com > Biología > Documentos




Cualidades Físicas Básicas
Tomado de: Teoría y práctica del entrenamiento deportivo

Por: Maximiliano Kammerer

Juan Carlos Aristizábal

Introducción


Las cualidades físicas, también denominadas capacidades condicionales, constituyen la expresión de numerosas funciones corporales que permiten la realización de las diferentes actividades físicas. A la hora de estudiarlas, pueden dividirse en los siguientes grupos:
Cualidades básicas: son las que participan de manera indispensable en la mayoría de las actividades físicas. Dentro de estas se encuentran: la fuerza, la resistencia, la velocidad y la flexibilidad (aunque algunos autores consideran esta última como cualidad complementaria).
Las cualidades físicas básicas determinan en su conjunto la capacidad o aptitud física general de un individuo, y al ser susceptible de entrenamiento, permiten la posibilidad de mejorarlas.
Por otra parte los factores que limitan las capacidades físicas básicas son la disponibilidad de energía en los músculos y los mecanismos que regulan su abastecimiento: enzimas, velocidad y fuerza de las contracciones debida a la calidad de las uniones motoras (conjunto formado por una alfa-motoneurona y todas las fibras a las que inerva).
Cualidades complementarias: son las que deben estar presentes en cualquier actividad física para un optimo desempeño pero no son indispensables. En este grupo se hallan: la coordinación, el equilibrio, la ubicación espacial etc.
Cualidades derivadas: son las que se producen como consecuencia de la conjunción de diversas cualidades físicas básicas o complementarias; así suelen manifestarse las cualidades físicas durante el desarrollo de cualquier actividad deportiva. Es el caso de la agilidad y la potencia.
Cualidades Físicas básicas:

Fuerza

La fuerza es la capacidad de generar tensión intramuscular bajo condiciones especificas. Se trata de la capacidad que se adquiere más rápidamente pero también la que con más facilidad se pierde.
Tipos de fuerza: tradicionalmente se distinguen tres tipos:

  • Fuerza máxima: se trata de la mayor fuerza que el sistema neuromuscular es capaz de desarrollar mediante una contracción muscular voluntaria.

  • Fuerza explosiva: es la capacidad del sistema neuromuscular de generar tensión en el menor tiempo posible.

  • Resistencia a la fuerza: se denomina de esta forma a la capacidad del organismo de oponerse a la fatiga durante trabajos de fuerza.


Tipos de entrenamiento de la fuerza según la adaptación producida:

  • Entrenamiento estructural o de hipertrofia: en el entrenamiento deportivo se busca un aumento del componente contráctil del músculo (los sarcómeros) que puede ser en serie para conseguir una mayor velocidad en la acción muscular o en paralelo a fin de obtener una mayor tensión en la acción muscular.

  • Entrenamiento funcional: es enseñar a un músculo a activarse de modo optimo reclutando el número de fibras para desarrollar el trabajo eficientemente.

  • Entrenamiento cognitivo: el músculo adquiere la capacidad de activarse y relajarse en los momentos precisos en los que la competición lo requiere.


Resistencia

Es la capacidad de resistir psíquica y físicamente a una carga durante un largo tiempo, produciéndose finalmente un cansancio insuperable debido a su intensidad y duración.
La resistencia es una característica del rendimiento que pertenece a la naturaleza humana. Sus rasgos principales se fundamentan en los factores orgánicos, fisiológicos y psíquicos. La resistencia esta determinada por el sistema cardiorrespiratorio, el metabolismo, el sistema nervioso, así como por la coordinación de movimientos y por componentes psíquicos. Aparece en esferas diversas de la vida cotidiana, por lo que se dice que existe una resistencia física, sensorial y emocional (psíquica).
Aliada con la resistencia esta la noción de cansancio, una disminución de aquella. El cansancio se hace evidente cuando una actividad es cada vez más difícil de practicar, hasta que finalmente resulta imposible continuar con la misma intensidad. Cuando aparece el cansancio, al principio puede ser igualado por un gran esfuerzo de la voluntad; después la actividad puede ser ejecutada con la misma intensidad; a esto se le llama cansancio compensado. En una segunda etapa la intensidad disminuye, aunque se tenga mucha fuerza de voluntad es el llamado cansancio no compensado.
La resistencia es una cualidad física relacionada con la herencia genética y el entrenamiento, mediante un adecuado desarrollo de la resistencia se consiguen buenas cualidades para las cargas prolongadas, una gran tolerancia al entrenamiento, una mayor capacidad para soportar la fatiga y el cansancio y una mayor capacidad de recuperación.
Tipos de resistencia

Resistencia aeróbica: se entiende como tal la capacidad de resistir a la fatiga en los esfuerzos de larga duración e intensidad moderada. Es un trabajo que se realiza con suficiente cantidad de oxigeno. Después de algunos minutos de carga, se establece un equilibrio entre el consumo y la liberación de energía (estado estable), pudiendo ser ejecutado el trabajo durante un largo tiempo. Se establece en tres minutos la duración mínima para que el esfuerzo sea de resistencia aeróbica, siempre que se este actuando a una intensidad superior al 50% de la máxima capacidad de trabajo circulatorio. Esto corresponde, en ambos sexos, en la tercera década de la vida, a un frecuencia cardíaca superior a las 130 pulsaciones por minuto.
La resistencia aeróbica presenta, entre otras denominaciones, las siguientes: endurance (terminología francesa), aerobic power, aerobic endurance, cardio respiratory endurance (americana) y aerobe ausdauer (alemana). Ejemplos de resistencia aeróbica son: carreras largas (10,000 m), natación de larga distancia, ciclismo en ruta, esquí de fondo, etc. Según el volumen de la región de la musculatura solicitada, se diferencian la resistencia aeróbica general y la resistencia aeróbica localizada.


Resistencia anaeróbica: es la capacidad de realizar un trabajo de intensidad máxima o submáxima con insuficiente cantidad de oxígeno durante un período de tiempo inferior a 3 minutos. En los esfuerzos anaeróbicos se origina un gran débito de oxígeno, y como consecuencia de ello se forma una gran cantidad de lactato que se relaciona con un incremento de la acidez metabólica; por ejemplo, en las pruebas de atletismo de 400 y 800 m. Desde el punto de vista bioquímico, tanto la degradación del ATP como de la CP (creatina fosfato) se produce por la elevada demanda energética que, además, acelera la glucólisis y aumenta la producción de lactato.
La resistencia anaeróbica recibe entre otras denominaciones: resistance (terminología francesa), anaerobic endurance (americana), stehvermogen (alemana) y también resistencia de la velocidad, resistencia de tiempo o poder de manutención. De acuerdo con la cantidad de la musculatura solicitada en el esfuerzo, la resistencia anaeróbica puede ser de dos tipos: resistencia anaeróbica general o resistencia anaeróbica localizada.
En las pruebas de natación sobre distancias cortas (100 y 200 m libre), la resistencia anaeróbica general adquiere un protagonismo fundamental. Se trata de esfuerzos máximos que se prolongan durante menos de 3 minutos. En la prueba atlética de los 400 m. actúa la resistencia anaeróbica general de duración media.

Las diferencias entre las resistencias aeróbica y anaeróbica pueden ser resumidas así: en esfuerzos de corta duración, las necesidades de energía se cubren casi exclusivamente por procesos anaeróbicos; en cargas con duración superior a los 3 minutos, el empleo de energía aeróbica gana cada vez más importancia.
Efectos fisiológicos del trabajo de resistencia en el organismo

Los sistemas implicados como son el sistema cardiovascular, el respiratorio, el nervioso y el sistema hormonal, y su capacidad de trabajo conjunto, determinarán el nivel de resistencia que un individuo puede tener.
Los individuos entrenados en resistencia tienen a disposición de sus músculos un aumento en el aporte de oxigeno y de nutrientes que hacen que la fatiga retrase su aparición. Entonces como el cansancio se retarda y la recuperación se ve sustancialmente acelerada, se produce una mayor capacidad de trabajo, un mayor grado de actuación, una menor fatiga y una mayor tolerancia al débito de oxígeno. Esto permite mantener o prolongar un esfuerzo máximo o submáximo sin pérdida de la cualidad, a pesar de la acumulación de sustancias tóxicas y de la consecuente intoxicación muscular.
Adaptaciones fisiológicas al trabajo de resistencia

  • Hipertrofia cardíaca

  • Disminución de la frecuencia cardíaca tanto en reposo como durante ejercicio.

  • Mayor capilarización, incremento del volumen de cada capilar y del número de capilares. El volumen capilar puede aumentar sobre el trabajo 240 veces de su volumen de reposo, en aquellas personas que se encuentran altamente entrenadas en resistencia.

  • La provisión de oxígeno para los músculos se vuelve mayor como consecuencia de una mejor capilarización de los grupos musculares entrenados. También los productos metabólicos de desecho son eliminados con mayor facilidad.

  • Aumento de la irrigación vascular.

  • Incremento del volumen sanguíneo.

  • Aumento de la cantidad de glóbulos rojos (hemoglobina y, consecuentemente, de la tasa de oxígeno, transportados por la sangre).

  • Incremento de la mioglobina.

  • Aumento de sustancias “tampones” que son necesarias para conservar el equilibrio ácido-básico el organismo.



Velocidad

Desde el punto de vista físico, la velocidad es el cociente entre el espacio recorrido y el tiempo empleado en recorrerlo. Sin embargo, dentro del ámbito específico del deporte el concepto que define esta cualidad física básica es sin duda más complicada.
La velocidad se puede definir como una capacidad compleja derivada de un conjunto de propiedades funcionales (fuerza y coordinación) que posibilita regular, en función de los parámetros temporales existentes, la activación de los procesos cognitivos y funcionales del deportista, con tal de provocar una respuesta motora óptima.

Velocidad de reacción

Este concepto se refiere al tiempo que transcurre entre la presentación de los estímulos y el acto motor. En este caso se hablará de rapidez de reacción, puesto que siempre se buscará que sea en el espacio de tiempo menor.
Velocidad de desplazamiento

Es la capacidad de realizar una trayectoria en el tiempo óptimo. Se pueden dar con acciones cíclicas o acíclicas. Esta velocidad es la que se encuentra más estudiada en la bibliografía, puesto que es la más entrenable de manera pura (con métodos de entrenamiento para la velocidad); aunque siempre se ha de tener en cuenta que la mejora del resto de las cualidades físicas influirá obviamente en la mejora de la velocidad.
Dentro de la velocidad de desplazamiento existen diferentes expresiones comentadas por otros autores como manifestaciones:


  • Por un lado la velocidad máxima que se puede alcanzar. Esta expresión se puede dar después de una aceleración dada en un desplazamiento de 40-50 m, por lo que se puede mantener en muy corto tiempo.

  • Por otro lado, se encuentra la velocidad frecuencial, o la velocidad media mantenida. Se da únicamente, al igual que la velocidad máxima, en movimientos cíclicos. Se define como la velocidad de repetición alternada.


Flexibilidad

La flexibilidad es la capacidad de desplazar una articulación o una serie de articulaciones a través de una amplitud de movimientos completa, sin restricciones ni dolor. Definida también como amplitud de movimiento de una articulación o de una serie de articulaciones, la flexibilidad refleja la capacidad de los músculos y los tendones de alargarse en el contexto de las restricciones físicas que toda articulación posee.
El grado de flexibilidad de una persona depende de factores diversos como la capacidad de estiramiento de la fibras del músculo, de los tendones que afectan a la articulación, de los ligamentos que rodean a la articulación, de la capacidad de movimiento que permite la constitución de las paredes articulares, de la fuerza de los músculos antagonistas que afectan al movimiento y el control del reflejo miotáctico.
Terminología

Culturismo: práctica sistemática de ejercicio gimnásticos, con y sin aparatos, encaminados al desarrollo de la masa muscular.

Halterofilia: disciplina deportiva consistente en el levantamiento de pesas ejecutado según unas determinadas reglas.

similar:

Introducción iconIntroducción

Introducción iconIntroduccion

Introducción iconIntroducción

Introducción iconIntroduccióN

Introducción iconIntroducción

Introducción icon1. Introducción

Introducción iconIntroducción

Introducción iconIntroduccion

Introducción iconIntroduccióN

Introducción icon1. introduccióN






Todos los derechos reservados. Copyright © 2015
contactos
f.se-todo.com