Resistencia es la cualidad física que nos permitirá mantener un esfuerzo prolongado, retardando al máximo la aparición de cansancio y que nos permitirá mantener la actividad que estemos realizando con eficacia o rendimiento






descargar 47.35 Kb.
títuloResistencia es la cualidad física que nos permitirá mantener un esfuerzo prolongado, retardando al máximo la aparición de cansancio y que nos permitirá mantener la actividad que estemos realizando con eficacia o rendimiento
fecha de publicación01.09.2016
tamaño47.35 Kb.
tipoDocumentos
f.se-todo.com > Biología > Documentos
CAPACIDADES FÍSICAS RELACIONADAS CON LA SALUD: RESISTENCIA, FLEXIBILIDAD, VELOCIDAD Y FUERZA. CONCEPTOS. CLASIFICACIONES. MÉTODOS DE TRABAJO.
LA RESISTENCIA:

Ya sabemos que existen muchos deportes donde la resistencia es fundamental: Resistencia es lo que necesita un futbolista para aguantar el ritmo de un partido durante los 90 minutos. Resistencia necesita un ciclista que, en una gran etapa, está 7 u 8 horas pedaleando. Resistencia necesita un corredor de 400 metros para realizar una buena marca.





RESISTENCIA es la cualidad física que nos permitirá mantener un esfuerzo prolongado, retardando al máximo la aparición de cansancio y que nos permitirá mantener la actividad que estemos realizando con eficacia o rendimiento





Pero fíjate que en los tres ejemplos anteriores, vemos tres actividades distintas en cuanto al tipo de esfuerzo que hace el deportista y lo que dura la actividad, lo que nos hacer pensar que aunque hablemos de resistencia en general, tenemos que ponerle “apellidos” es decir, matizar a qué tipo o clase de resistencia nos estamos refiriendo.
CLASES DE RESISTENCIA:


  • Consideraremos dos clases de resistencia:


. RESISTENCIA AERÓBICA : También conocida como fondo, resistencia general, resistencia orgánica o endurecimiento. Este tipo de resistencia nos va a permitir realizar y mantener un esfuerzo de tipo ligero o medio durante mucho tiempo.


Actividades donde una buena resistencia aeróbica sería muy necesaria:
. Ciclismo en carretera.

. La carrera de 1.500 metros de natación.

. Las carreras largas de atletismo.

. El esquí de fondo.
Esta cualidad es fundamental y se debe entrenar antes que ninguna otra.
Si relacionamos el esfuerzo con las pulsaciones del corazón, podemos señalar que los esfuerzos donde interviene la resistencia aeróbica no suelen pasar de 160 ó 170 pulsaciones por minuto.
. RESISTENCIA ANAERÓBICA : También se la llama resistencia muscular o específica. Nos va a permitir mantener un esfuerzo de alta o muy alta intensidad durante el mayor tiempo posible o más tiempo que los rivales que tenga en una prueba o competición.




La resistencia anaeróbica sería fundamental en actividades tales como:
. Carreras cortas de atletismo.

. Deportes de combate.

. La mayoría de las pruebas de natación.
Actividades o esfuerzos anaeróbicos hacen que el corazón suba de las 160 pulsaciones por minuto.
Los deportes de equipo más habituales (fútbol, baloncesto, balonmano, etc.) necesitarían de los dos tipos de resistencia. Si te fijas en los esfuerzos que a lo largo de un partido realiza un jugador de fútbol, verás que alterna carreras cortas (20, 40, 70 metros) y muy intensas, con espacios de tiempo donde se desplaza más lentamente o incluso está parado.
MÉTODOS DE TRABAJO PARA EL DESARROLLO DE LA RESISTENCIA:
De forma genérica, vamos a considerar dos métodos de trabajo:


  1. Métodos continuos:


Se basan en la carrera y se llaman continuos por que el esfuerzo debe ser continuado, sin paradas. El ritmo, es decir la velocidad a la que corremos, variará según la actividad que estemos realizando aunque nuestro corazón debe mantenerse entre 150-160 pulsaciones por minuto como máximo y no debe bajar de 120. Entre las actividades que se pueden considerar como métodos continuos están las siguientes:



  • La Carrera continua : Como ya te indica el nombre de este sistema de entrenamiento, consiste en correr de forma continuada, sin aceleraciones ni cambios de ritmo, a un ritmo cómodo, que te permita ir charlando con el compañero o compañera que corre a tu lado y comprobando de vez en cuando que las pulsaciones por minuto del corazón están entre 120 y 160.


La carrera continua NO DEBE producir en la persona que la practica una respiración fatigosa, ni sensación de ahogo ni cansancio excesivo. Si te ocurre algo de eso puede ser que vayas demasiado rápido para tus posibilidades y tu corazón se ha “desbocado” a 170, 180 ó más pulsaciones. Anda un poco y te recuperarás rápidamente.
Una persona que habitualmente no hace ejercicio y que quisiera empezar a cuidarse entrenando su resistencia, tendría que vigilar que sus pulsaciones no sobrepasaran las 160 que hemos dicho anteriormente y podría empezar haciendo entre 6 y 8 minutos de carrera continua en días alternos. Después de un par de semanas ya estará en condiciones de correr entre 8 y 12 y así podrá ir aumentando paulatinamente.
Un deportista entrenado puede llegar a hacer sesiones de entrenamiento de más de 90 minutos de carrera continua a un ritmo alto.


  • El fartlek : Si comparamos este sistema con la carrera continua, vemos dos grandes diferencias.


1º.- En el fartlek se van metiendo cambios de ritmo, aceleraciones, esprines, subidas y bajadas. Ya no vamos a la misma velocidad siempre como hacíamos en la carrera continua.
2º.- Esos cambios de ritmo y aceleraciones producen que el corazón ya no pueda mantenerse en las pulsaciones que señalábamos para la carrera continua. En el fartlek, nuestras pulsaciones deberán oscilar entre 120 y 180 p/m.


  • Entrenamiento Total:

En esta actividad se mezclan la carrera continua y el fartlek , introduciendo además ejercicios gimnásticos . Consta por tanto de los siguientes elementos:


  • Desplazamientos a ritmo moderado

  • Cambios de ritmo

  • Ejercicios de lanzamientos, saltos, giros, trepas, equilibrios etc.


Además de estas tres actividades, es importante que sepáis que existen muchos deportes que si los practicáis controlando que os movéis por las pulsaciones máximas y mínimas que antes señalábamos, estaréis mejorando vuestra resistencia. Estas actividades serían:






  • Ciclismo en carretera o de montaña.

  • Natación.

  • Remo.

  • Piragüismo.

  • Senderismo.

  • Esquí de fondo.


Pero, ¡ojo!, no se trata de que cojas la “bici” y te pongas a subir cuestas a toda pastilla, ni que nades a tope 50 metros. Debes controlar tus pulsaciones para que no se disparen y realizar la actividad a una intensidad baja o media que te permita seguir realizándola durante un buen rato.


  1. Métodos fraccionados o interválicos:


Se diferencian de los métodos continuos en que hay momentos donde no estás realizando esfuerzos. Son lo que se conoce como pausas o tiempos de recuperación.
Los esfuerzos deben ser de duración corta (entre 20 y 60 segundos) y las pulsaciones te deben subir a más de 160-180 al acabar cada esfuerzo y bajar hasta 120 antes de comenzar el siguiente.
También hay deportes que te producirán una mejora de la resistencia si los practicas ya que son actividades que se pueden incluir en este apartado de métodos fraccionados. Si analizas el tipo de esfuerzo de un jugador de fútbol, balonmano, baloncesto o de voleibol, verás que va alternado esfuerzos más o menos cortos e intensos con espacios de tiempo donde la intensidad es más suave.

LA FLEXIBILIDAD:
La flexibilidad es la capacidad que nos va a permitir realizar movimientos de gran amplitud gracias a la posibilidad de movimiento que tienen las articulaciones y a la elasticidad de los músculos.
FORMAS DE REALIZAR LOS EJERCICIOS DE FLEXIBILIDAD:
Básicamente existen dos formas de hacer los ejercicios de flexibilidad:


  • De forma dinámica: Influyen sobre todo en la movilidad de las articulaciones y los hacemos generando movimiento mediante balanceos, rotaciones, lanzamientos de piernas o brazos, etc.





  • De forma estática: Se conocen también como “estiramientos”. El ejecutante llega a una posición límite y la mantiene sin que haya movimiento. Para la ejecución de los ejercicios estáticos de flexibilidad se recomienda hacerlo de la siguiente manera:




  • Llegar a la posición límite. Mantenerla durante 15-30 segundos.

  • Sin perder la postura, relajar de 3 a 5 segundos.

  • Volver a estirar, intentando llegar un poquito “más allá” durante 15 – 30 segundos.


RECOMENDACIONES PARA LA REALIZACIÓN DE LOS EJERCICIOS DE FLEXIBILIDAD:
Como ya te habrán dicho otras veces, no basta con hacer o querer hacer algo. Además hay que hacerlo bien. Si te interesa mejorar tu flexibilidad y te pones manos a la obra pero lo haces mal, puedes haber perdido el tiempo o lo que es peor hacerte daño.
Vamos a darte unas recomendaciones para que no tengas problemas:


  • Puedes realizar ejercicios específicos de flexibilidad al acabar el calentamiento. Para forzar músculos y articulaciones, antes debes calentar bien.

  • No confundas alguno de los ejercicios que hacemos en el calentamiento con ejercicios puros de flexibilidad. La diferencia está en la intensidad con la que los hacemos.

  • Los ejercicios de flexibilidad debes hacerlos parado. Es difícil hacerlos en desplazamiento.

  • No olvides ninguna articulación ni los grandes grupos musculares. Dedica especial atención a estirar los músculos que tenemos en la parte posterior del muslo y de la pierna. El acortamiento de dichos músculos, cosa que le pasa a bastantes chicos, suele crear problemas.

  • Cuando hagas ejercicios de movilidad articular, hazlos con la máxima amplitud. Si no, estarás perdiendo el tiempo.

  • Si realizas ejercicios dinámicos, controla siempre el movimiento. Si lo haces a lo loco puedes hacerte daño.

  • Cuando hagas estiramientos, llega hasta donde no sientas dolor. Si te duele, es que te estás pasando. Intenta hacerlos relajando todo tu cuerpo. Sin tensiones ni crispaciones. Respira con naturalidad.

  • No olvides realizar los ejercicios por ambos lados, es decir si estiras una pierna, la otra también. Si movilizas la articulación de un hombro, la del otro también.

  • Es fundamental que todos los ejercicios los hagas partiendo de una postura correcta y adecuada. Evita curvar demasiado la espalda.


LA FUERZA: CONCEPTO Y GENERALIDADES.
CONCEPTO DE FUERZA:


Es una capacidad que tiene menor influencia en nuestra salud que la resistencia y la flexibilidad, pero en cambio adquiere gran importancia en muchos deportes. Consideramos interesante explicarte algunas cosas sobre la fuerza. Vamos allá.
CONCEPTO DE FUERZA:



ES LA CAPACIDAD QUE NOS VA A PERMITIR VENCER U OPONERNOS A
UNA RESISTENCIA MEDIANTE LA ACCIÓN DE NUESTROS MÚSCULOS.



Acciones, ejercicios o movimientos como dar un salto, levantar un peso, empujar o tirar de algo, lanzar objetos, etc. son ejemplos de actividades donde aplicamos la capacidad de la fuerza.
Quizás, al hablar de la fuerza, algunos estéis pensando como método de trabajo para mejorar la fuerza en las pesas y en las máquinas de musculación, tan de moda hoy y que vemos en películas o en gimnasios de nuestra localidad. Efectivamente, con las pesas se mejora la fuerza, pero MUCHO CUIDADO. A vuestra edad no es en absoluto conveniente que las utilicéis. Antes de llegar a ellas tenéis que utilizar otros sistemas: trabajo con el propio cuerpo, con compañeros, con pequeños móviles, circuitos., etc. Si antes de tiempo os metéis con las pesas podéis acortar vuestro crecimiento, tener accidentes o lesiones en diversas estructuras de vuestro cuerpo.

TIPOS DE FUERZA:




  1. FUERZA MÁXIMA: Sería la mayor fuerza que podemos hacer con todos nuestros músculos o con algunos de ellos para vencer (levantar, desplazar.) u oponernos

a una gran resistencia (peso). La velocidad con la que se levanta, se desplaza o se arrastra lo que intentamos vencer, es muy lenta. Cuando intentas mover el armario de tu habitación o levantas una maleta muy, muy pesada, estás utilizando tu fuerza máxima.


  1. FUERZA RESISTENCIA: Es la capacidad para realizar muchas contracciones repetidas, no demasiado intensas, soportando el cansancio que se va acumulando sin que la acción que estás realizando pierda eficacia. Piensa actividades o deportes donde repitas muy seguido el mismo gesto y encontrarás aquellos en donde es necesaria la fuerza – resistencia. Te señalamos algunos:


. Pruebas de remo.

. Piragüismo.

. Ciclismo.

. Natación.
Este tipo de fuerza también se conoce como RESISTENCIA MUSCULAR


  1. FUERZA EXPLOSIVA: Es la capacidad para vencer de forma muy rápida una resistencia media o baja. Se utiliza este tipo de fuerza en las actividades o deportes donde se salta o se golpean o lanzan diferentes móviles. También se conoce como POTENCIA.


Piensa cinco actividades o gestos deportivos donde se utilice la fuerza explosiva. Nosotros te decimos uno: El salto de altura. Fíjate que tras realizar una breve carrera de aproximación al listón, el saltador deberá contraer de forma explosiva, y en un brevísimo espacio de tiempo, los músculos de sus piernas para elevarse lo más posible. Eso es la fuerza explosiva o potencia.
EFECTOS Y BENEFICIOS DEL TRABAJO DE FUERZA:
El efecto más apreciable del trabajo de fuerza es lo que se conoce como hipertrofia muscular, es decir que aumenta el diámetro de los músculos. Para entendernos se hacen más gordos y se marcan más.
También aumenta la capacidad de tendones y ligamentos a la tracción.
Pero más que explicar los beneficios que la fuerza tiene para los deportistas, que son los menos, nos interesa destacar las ventajas que representa tener un desarrollo adecuado de la fuerza para las personas normales, que somos la mayoría:


  • Protege y estabiliza las articulaciones evitando problemas musculares y esguinces.

  • Protege la columna vertebral, por donde discurre la médula espinal, al desarrollarse los músculos de la espalda y los del abdomen.

  • Evitaremos deformaciones causadas por posturas incorrectas adquiridas en la vida cotidiana.

  • Con unos niveles aceptables de fuerza – resistencia, podremos disfrutar de múltiples actividades de ocio: senderismo, ciclo-turismo, natación, escalada ya que nuestros músculos soportarán esfuerzos continuados y repetidos sin tener que descansar demasiado.

  • Nos recuperaremos antes después de una lesión o un período largo de inactividad física.


FORMAS DE MEJORAR LA FUERZA



Antes de nada es conveniente señalar que a vuestra edad, el tipo de fuerza más conveniente de trabajar , es la fuerza explosiva y algo la fuerza – resistencia. Para la fuerza máxima, ya habrá tiempo.
Para mejorar la fuerza podemos utilizar dos métodos básicos:


  • Ejercicios gimnásticos: Son ejercicios construidos donde se hacen trabajar los grupos musculares más importantes repitiendo entre 10 y 15 veces cada ejercicio una sola vez o estructurados en series. Muchos de estos ejercicios los podemos considerar de “carácter general “ es decir no trabaja un músculo solamente o un grupo muscular, sino que el ejercicio afecta a varias partes de nuestro organismo.


Estos ejercicios gimnásticos se pueden realizar de diferentes formas :
. De manera individual.

. Por parejas.

. En trios o grupos mayores.

. Con utilización de distintos móviles o aparatos: Picas, bancos suecos, espalderas, balones normales o medicinales, etc.

  • Circuitos de fuerza: Para organizar un circuito, se seleccionan entre 8 y 12 ejercicios que se deben realizar en los diferentes espacios o ESTACIONES en las que dividimos el espacio de trabajo que tenemos. Se reparten los alumnos y alumnas entre todos los ejercicios y empiezan a ejecutar todos a la vez el ejercicio que les ha tocado.

Una vez realizado pasan todos a la siguiente estación y así sucesivamente hasta

completar todas las estaciones.
LA VELOCIDAD: TIPOS Y DESARROLLO.

A esta capacidad también debemos ponerle “apellidos”, es decir no basta hablar de velocidad ya que existen diferentes tipos de velocidad.


  • VELOCIDAD DE DESPLAZAMIENTO: Es lo que habitualmente entendemos como velocidad, es decir, la capacidad que nos permite recorrer un espacio una distancia en el menor tiempo posible. Fijaros que esto se puede referir a una persona que corre, a una moto, coche o bicicleta o a un animal.




  • VELOCIDAD DE REACCIÓN: Es la capacidad que nos permitirá reaccionar lo más rápidamente posible ante una señal que percibimos por alguno de nuestros sentidos. Un ejemplo: Van a dar la salida de una carrera de 100 metros lisos. Suena el disparo del juez de salida. El corredor que antes reacciona a la señal, que en este caso perciben por el oído, y se pone en movimiento, sería el que tiene una mejor velocidad de reacción.


Existen más tipos de velocidad como la velocidad gestual o la velocidad de aceleración, aunque las dos que hemos explicado son las que por ahora, más nos interesan.
CONSIDERACIONES SOBRE LOS MÉTODOS Y EJERCICIOS PARA LA MEJORA DE LA VELOCIDAD.
En primer lugar aclaramos que esta capacidad para una persona normal no deportista, es la que menos influye para que tenga una buena salud o calidad de vida.
Piensa que en nuestra vida cotidiana, realmente no tenemos necesidad de aplicar por ejemplo nuestra velocidad de desplazamiento. Nadie va de su casa al Instituto corriendo a la máxima velocidad, ni a “toda pastilla” al quiosco de la esquina a comprar el periódico. Es más, podemos decir que si una persona normal pega un esprint, lo normal es que se caiga o que se haga daño en alguna articulación o en algún músculo.
En cuanto a la velocidad de reacción, sí que es verdad que si tienes una buena velocidad de reacción puedes pararte en seco si cuando vas a cruzar una calle ves un coche que va a atropellarte o apartarte al ver que te cae encima una maceta desde un balcón, pero reconocerás que son situaciones extraordinarias que no se dan a cada momento.
De todas formas, es interesante que conozcas algunas pautas o consejos generales para realizar ejercicios para mejorar la velocidad:

  • Hacer siempre un buen calentamiento previo.

  • Realizar ejercicios de velocidad cuando se está fresco y descansado.

  • Evitar contracciones innecesarias. No ir “crispado”.

  • Los ejercicios o actividades deben hacerse a la máxima velocidad posible. Parece una “perogrullada” pero realmente la velocidad se trabaja con velocidad.

  • No realizar esfuerzos seguidos de más de 15 segundos, ni continuar con la actividad si notamos que los músculos empiezan a “no responder”.

  • Al acabar, realizar ejercicios de estiramiento para que los músculos implicados vuelvan a su situación normal. Nos ayudará a recuperarnos mejor.


En cuanto a las actividades que podemos realizar señalaremos como ejemplo las siguientes:

  • Todo tipo de carreras: a pié, en bici, en patines....

  • Juegos de persecución y agarre.

  • Juegos de relevos de diferentes formas.

  • Juegos de reacción por parejas o tríos.

  • Salidas rápidas desde diversas posiciones.

similar:

Resistencia es la cualidad física que nos permitirá mantener un esfuerzo prolongado, retardando al máximo la aparición de cansancio y que nos permitirá mantener la actividad que estemos realizando con eficacia o rendimiento iconEl ejercicio es una importante forma de mantener una buena condición...

Resistencia es la cualidad física que nos permitirá mantener un esfuerzo prolongado, retardando al máximo la aparición de cansancio y que nos permitirá mantener la actividad que estemos realizando con eficacia o rendimiento iconMantener una alimentación equilibrada y practicar regularmente ejercicio...

Resistencia es la cualidad física que nos permitirá mantener un esfuerzo prolongado, retardando al máximo la aparición de cansancio y que nos permitirá mantener la actividad que estemos realizando con eficacia o rendimiento iconNo debemos pensar nunca que la actividad física es exclusiva de los...

Resistencia es la cualidad física que nos permitirá mantener un esfuerzo prolongado, retardando al máximo la aparición de cansancio y que nos permitirá mantener la actividad que estemos realizando con eficacia o rendimiento iconResumen En la actualidad, está generalmente aceptado que el rendimiento...

Resistencia es la cualidad física que nos permitirá mantener un esfuerzo prolongado, retardando al máximo la aparición de cansancio y que nos permitirá mantener la actividad que estemos realizando con eficacia o rendimiento icon09 Sejamos nós a mudança que nós queremos ver no mundo / 11

Resistencia es la cualidad física que nos permitirá mantener un esfuerzo prolongado, retardando al máximo la aparición de cansancio y que nos permitirá mantener la actividad que estemos realizando con eficacia o rendimiento iconAdaptación del organismo al esfuerzo de la actividad física

Resistencia es la cualidad física que nos permitirá mantener un esfuerzo prolongado, retardando al máximo la aparición de cansancio y que nos permitirá mantener la actividad que estemos realizando con eficacia o rendimiento iconDesde el Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente,...

Resistencia es la cualidad física que nos permitirá mantener un esfuerzo prolongado, retardando al máximo la aparición de cansancio y que nos permitirá mantener la actividad que estemos realizando con eficacia o rendimiento iconMantener la autoestima, el sentido de pertenencia y la identidad

Resistencia es la cualidad física que nos permitirá mantener un esfuerzo prolongado, retardando al máximo la aparición de cansancio y que nos permitirá mantener la actividad que estemos realizando con eficacia o rendimiento iconNos dirigimos a Uds con motivo del final del año, y ofrecerte de...

Resistencia es la cualidad física que nos permitirá mantener un esfuerzo prolongado, retardando al máximo la aparición de cansancio y que nos permitirá mantener la actividad que estemos realizando con eficacia o rendimiento iconI. La utilización de la violencia y el terror para obtener y mantener el poder político






Todos los derechos reservados. Copyright © 2015
contactos
f.se-todo.com